Juzgan a una banda acusada de introducir droga en Gipuzkoa desde Valencia

La trasladaban en autobuses de línea regular y se vendía en un bar cuando no estaba abierto al público

EFE

La Audiencia de Gipuzkoa juzgará la próxima semana a cuatro presuntos miembros de una banda dedicada a introducir droga desde Valencia, quienes se enfrentan a diferentes peticiones de pena por parte de la Fiscalía, que van desde los cinco años y dos meses de reclusión hasta los seis años y tres meses de cárcel.

Los procesados, tres hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad extranjera, serán juzgados desde el próximo lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, que retomará así las vistas penales tras la última reestructuración de este órgano judicial.

Según relata el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, los hechos sucedieron entre marzo y abril de 2016, cuando los encausados, "actuaron de común acuerdo", para presuntamente transportar cocaína desde Valencia hasta Gipuzkoa para "su posterior venta a terceros".

El documento precisa que, de esta manera, uno de los inculpados varones, acompañado "en ocasiones" por la mujer, "trasladaba grandes cantidades" de esta droga desde Valencia hasta Irun y Lasarte-Oria en autobuses de línea regular.

Una vez en Gipuzkoa, este encausado entregaba la sustancia estupefaciente al tercer inculpado, que regentaba un bar en el que supuestamente vendía la cocaína cuando el establecimiento no estaba abierto al público.

Por su parte, el cuarto procesado presuntamente "depositaba en su domicilio" parte de la sustancia como paso "previo a su venta a terceras personas".

Esta forma de operar concluyó el 29 de abril de 2016 cuando, sobre las 6.00 horas, la Policía intervino en la estación de autobuses de San Sebastián una maleta en la que los dos primeros acusados transportaban un paquete con cocaína desde Valencia en autobús.

Ese mismo día, sobre las 16.15 horas, funcionarios policiales entraron en el domicilio de otro de los inculpados donde, además de una "alta" cantidad de cocaína, se incautaron de una báscula de precisión, cinco teléfonos móviles y un molde para compactar la sustancia estupefaciente.

El texto de la Fiscalía sostiene que "la actuación conjunta y coordinada de todos los encausados" en este asunto fue revelada por las intervenciones telefónicas autorizadas sobre los móviles de los procesados, los seguimientos policiales a los que fueron sometidos y la intervención policial que tuvo lugar en la estación de autobuses de la capital guipuzcoana.

El escrito concreta que el total de droga ocupado en esta operación ascendió a 763,78 gramos de cocaína con distintos grados de pureza, que podrían haber alcanzado un valor de 73.137 euros de haber sido vendida en dosis.

El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública y otro de constitución e integración en grupo criminal, por los que solicita seis años y tres meses para dos de los inculpados a los que aplica la agravante de reincidencia, mientras que demanda cinco años y dos meses para los otros dos presuntos miembros de la banda.

La Fiscalía solicita también 83.600 euros de multa para cada uno de ellos, así como la expulsión del territorio nacional de los encausados, con prohibición de regreso durante diez años en sustitución de la pena de prisión que eventualmente pudiera serles impuesta, en caso de que se encuentren en situación irregular en nuestro país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos