Juzgan a un acusado con trastorno psicótico por intentar matar a hombre

El acusado, que se encuentra ingresado en prisión, asestó una puñalada por detrás a la víctima «sin previo aviso» y sin que mediara «ninguna discusión previa»

AGENCIAS

La Audiencia de Gipuzkoa juzgará este mes a un individuo, afectado por un trastorno psicótico, para el que la Fiscalía pide una pena de diez años de cárcel por intentar matar a un hombre al que asestó dos puñaladas, una de las cuales podría haber acabado con su vida de no recibir asistencia médica inmediata.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público los hechos se produjeron sobre las 16.00 horas del 5 de julio de 2016, cuando el procesado, que se encuentra en prisión provisional por este incidente y que padece un trastorno grave de la personalidad, se dirigió hacia su víctima, que estaba en la calle, apoyada en una barandilla.

El documento del Ministerio Público precisa que, en un momento dado, "sin previo aviso" y sin que mediara "ninguna discusión previa", presuntamente le asestó por detrás "una puñalada profunda en el costado derecho" con un cuchillo de 15 centímetros de hoja que portaba.

El afectado tuvo tiempo de girarse y pedir a su agresor que se calmara, a pesar de lo cual éste comenzó a perseguirle "lanzándole puñaladas sin alcanzarle" hasta que finalmente logró asestarle nuevamente otra cuchillada en la pared abdominal izquierda.

El texto de la Fiscalía explica que el imputado actuó "con ánimo de atentar contra la vida" de la víctima, quien sufrió dos heridas, la primera de las cuales penetró en la pared costal anterior derecha, fracturó una costilla y seccionó la arteria y la vena intercostales, y perforó la cúpula difragmática, provocando un hemotórax.

Esta situación, según el Ministerio Público, puso en peligro la vida del afectado, pues "de no haber actuado con una rápida reposición de sangre" la evolución natural de la lesión "hubiera llevado al fallecimiento del paciente por un cuadro de shock hipovolémico"

Asimismo, se produjo una "afectación hepática" que, "de no haberse corregido con urgencia" mediante una intervención quirúrgica, hubiera provocado el mismo resultado. No obstante, la segunda herida en la pared abdominal no ocasionó "ninguna complicación importante".

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía en grado de tentativa con la atenuante de anomalía o alteración psíquica en el momento de los hechos, por el que reclama para el procesado una pena de diez años de cárcel.

Asimismo, solicita que el encausado no pueda comunicarse con su víctima ni aproximarse a ella durante otros diez años y que la indemnice por las lesiones sufridas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos