Las Juntas condenan «toda señal de violencia hacia las mujeres»

Donostiako Piratak se concentró ayer en repulsa a la agresión del pasado martes. / ARIZMENDI
Donostiako Piratak se concentró ayer en repulsa a la agresión del pasado martes. / ARIZMENDI

Los Piratas se concentraron ayer para mostrar su rechazo a la presunta agresión sexual sufrida por una menor de 17 años en Urgull el martes

ESTRELLA VALLEJO SAN SEBASTIÁN.

La Semana Grande donostiarra sigue su curso mientras que la Ertzaintza trata de esclarecer, sin rechazar ninguna hipótesis, en qué circunstancias se produjeron los hechos denunciados por una menor local de 17 de años el pasado martes.

Tal como consta en la demanda tramitada por la joven, que acudió a las dependencias de la policía autonómica acompañada de su hermana, habría sido agredida sexualmente durante la madrugada del martes en el entorno del monte Urgull, durante la celebración de la víspera de la Virgen. Hasta la fecha, es la única denuncia registrada durante las fiestas por un ataque contra la libertad sexual.

El presunto atacante, según indican fuentes consultadas, no ha sido identificado ni detenido por el momento, y la Ertzaintza continúa con la investigación para clarificar qué sucedió la madrugada de la tercera jornada de unas fiestas que a través del lema 'No es no', persiguen implicar a la ciudadanía y concienciar de que cualquier falta de respeto es una agresión.

A la condena de la presunta agresión se sumó ayer Donostiako Piratak con una concentración en el Boulevard donostiarra. El colectivo indicó haber recibido «otras denuncias» a través del teléfono que habilitaron para la fiestas, una en el espacio de la Flamenka y otra, en la calle 31 de Agosto e insisten en que esta agresión «no es un acto aislado e individual, sino un problema colectivo y social».

Compromiso y reacción

Las Juntas Generales de Gipuzkoa también quisieron sumarse ayer a la condena de la agresión sexual denunciada por la menor.

El parlamento guipuzcoano rechazó en una declaración institucional «toda manifestación de violencia contra las mujeres», al tiempo que calificó la violencia machista como «la más grave manifestación de las injustas desigualdades entre mujeres y hombres».

La cámara foral reclamó a los ciudadanos que adopten «un compromiso a favor de la igualdad y que reaccionen ante cualquier expresión de violencia contra las mujeres». Además, solicitaron a los responsables de la Consejería de Seguridad y de la administración de Justicia que «lleven a cabo sus investigaciones con la diligencia habitual».

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, fue claro ayer al hablar de la Aste Nagusia que está a punto de comenzar y se dirigió a los agresores para dejarles claro que «no os queremos en Bilbao, ni en ninguna parte». «Sobráis, no vengáis a nuestra ciudad y, si hubiera alguno en ella, que sepáis que vamos a ir a por vosotros».

Más

Fotos

Vídeos