Las Juntas aprueban el plan para reordenar el servicio de bomberos

Camiones de bomberos, tras las lluvias torrenciales de la pasada semana en Bergara. /MIGURA
Camiones de bomberos, tras las lluvias torrenciales de la pasada semana en Bergara. / MIGURA

La oposición advierte de que tan importante como la estrategia será la materialización del proyecto e introduce 15 mociones en el texto

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

El plan de modernización y mejora integral de la atención a las emergencias en Gipuzkoa concitó este miñercoles la aprobación mayoritaria de las Juntas Generales en cuanto a su marco estratégico. La idea de reordenar el servicio de bomberos para mejorar su eficiencia en base a indicadores objetivos no provoca objeciones. Sin embargo, la oposición ya advirtió ayer que tan importante como la hoja de ruta será su materialización y anunció su intención de vigilar la concreción de las medidas que se vayan tomando hasta lograr una nueva configuración del servicio en 2030.

El plan elaborado por la Diputación recibió el respaldo de las Juntas Generales de Gipuzkoa con los votos favorables de PNV, PSE y PP y la abstención de EH Bildu y Podemos. La oposición presentó 21 mociones, de las que fueron aprobadas 15. El diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, subrayó que «el plan ha sido elaborado por los propios bomberos y bomberas, y lo estamos consensuando con la plantilla, los alcaldes y todos los grupos políticos, porque es imprescindible para que tenga éxito. Los resultados evidencian sque estamos de acuerdo en los principales retos de futuro del servicio».

El plan contempla la unificación operativa de los dos servicios de bomberos, el foral y el del Ayuntamiento de Donostia, además de la reordenación de los parques del territorio para aprovechar las vías de alta capacidad. También aspira a triplicar el personal que llega a una emergencia en menos de 15 minutos.

Las Juntas dieron el visto bueno a la estrategia marco, aunque EH Bildu y Podemos manifestaron sus recelos. La coalición abertzale exigió garantías laborales y de género en el plan, así como que toda la gestión sea pública, mientras que el grupo morado criticó la inexistencia en el mismo de un presupuesto o de un plan anual de ejecución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos