Un joven de Andoain queda ciego de un ojo por un botellazo en el exterior de una discoteca

Exterior de la discoteca Sonora en Erandio. /
Exterior de la discoteca Sonora en Erandio.

Los hechos ocurrieron el sábado en una sala de Erandio, donde el chico, de 21 años, fue agredido por un individuo que aún no ha sido identificado

A. S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

Lo que debía ser una noche de fiesta terminó el pasado sábado en una desgraciada velada para un joven vecino de Andoain. El chico, de 21 años de edad, ha quedado ciego de uno de sus ojos tras sufrir una agresión en el exterior de una discoteca en Bizkaia.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado sábado. Sobre las 4.00 horas, y por causas que aún no han trascendido, se produjo una pelea en el exterior de la discoteca Sonora, situada en Erandio. En el lugar se encontraba un joven de 21 años y vecino de Andoain, que fue agredido por un individuo que aún no ha sido identificado. Al parecer, el chico recibió un botellazo que le causó heridas de gravedad en uno de sus ojos.

Según informan fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, agentes de la Ertzain-tza se personaron en el lugar poco después tras recibir el aviso de que se estaba produciendo un altercado frente a dicha discoteca, y se encontraron al joven guipuzcoano gravemente herido. Inmediatamente fue trasladado al Hospital de Cruces, donde fue intervenido para tratar de salvar su ojo, que presentaba importantes lesiones, aunque finalmente los médicos no pudieron hacer nada y el joven terminó por perder totalmente la visión.

Posteriormente, el andoaindarra fue trasladado al Hospital Donostia para seguir tratándose de sus heridas. La familia, tras tener conocimiento de lo sucedido, interpuso una denuncia ante la Ertzaintza, que ha abierto una investigación para tratar de esclarecer qué fue lo que sucedió y encontrar al agresor, al que la víctima no ha podido identificar, tal y como informan desde el Departamento de Seguridad.

Por otro lado, desde la Policía vasca no se ha confirmado si el joven guipuzcoano estuvo implicado en la pelea o simplemente fue víctima de la agresión por estar en el lugar menos indicado en el momento menos oportuno. La investigación sigue abierta y no se han producido detenciones.

Amigos del entorno del joven de Andoain distribuyeron ayer por whatsapp y otras redes sociales un mensaje en el que denuncian los hechos y donde aseguran que el chico fue agredido «por un desconocido que le pegó un botellazo por detrás», dejándole ciego de un ojo. «Un chaval de 21 años, quien sin tener ningún tipo de culpa y sin ningún tipo de aviso, ha perdido el 100% de visibilidad en su ojo», continúa el mensaje. Asimismo, en el mismo se señala que «esto no ha sido un accidente», y piden que las personas responsables «sean ajusticiadas». Por último reclaman que se reenvíe el mensaje, para que aquellas personas que pudieran presenciar los hechos puedan aportar datos sobre quién fue el responsable de la agresión.

Más peleas

No es la primera vez que la discoteca Sonora de Erandio, situada en una zona industrial junto a una conocida parada de metro, registra peleas de gravedad. Sin ir más lejos, el pasado 23 de septiembre, un joven de 22 años fue detenido por la Ertzain-tza acusado de agredir con una navaja a otro joven en las inmediaciones de dicha sala. La víctima, un varón de 18 años, fue herido en la parte trasera del hombro en el transcurso de un altercado.

El incidente ocurrió en el exterior de la sala Sonora, donde se han dado peleas en varias ocasiones

La familia del joven denunció los hechos a la Ertzaintza, que investiga quién fue el agresor

Asimismo, en el año 2015 se produjeron dos graves incidentes, ambos en el mes de diciembre. Por un lado, dos cuadrillas se enzarzaron en una pelea en el exterior del local, donde muchos jóvenes acostumbran a hacer botellón. Varios testigos indicaron que en la trifulca participaron unas 30 personas que se propinaron «cabezazos y puñetazos». En otra ocasión, la Ertzaintza detuvo a dos jóvenes tras una reyerta que acabó en un enfrentamiento abierto con los agentes de la Policía vasca, a los que un grupo de personas acabó lanzando botellas y vasos de cristal, y donde dos jóvenes resultaron también heridos.

En el año 2012, varias patrullas de la Ertzaintza tuvieron que trasladarse al lugar por una pelea provocada, al parecer, por un exceso de aforo en el local, en el que se produjeron avalanchas y algunos jóvenes empezaron a arrojar objetos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos