Etorkizuna Eraikiz

José Luis Rebordinos: «La sociedad guipuzcoana tiene mucha capacidad para seguir progresando»

José Luis Rebordinos, director del Donostia Zinemaldia// LOBO ALTUNA
José Luis Rebordinos, director del Donostia Zinemaldia / / LOBO ALTUNA
IÑIGO BELASTEGUI

-¿Qué quería ser de mayor?

-Cuando era adolescente, quería estudiar. Era mi obsesión; me la inculcaron mis padres. Quería poder ir a la Universidad, algo que en España a finales de los 70 no era fácil para los hijos de obreros. Me da la impresión de que vuelve a ser difícil para ellos en la España actual. No pensaba en qué ser, pensaba en estar preparado para poder serlo todo.

-Y hoy, ¿qué es lo que más le preocupa del futuro?

-El mundo que estamos dejando. Las guerras, el hambre, la contaminación… Y a nivel más cercano, de nuestra sociedad, las desigualdades sociales, la violencia ejercida por los hombres sobre las mujeres, el descrédito de la clase política y de la justicia, la involución en derechos básicos como la libertad de expresión… El panorama es bastante duro.

-¿Cómo evolucionará el ámbito del cine?

-Estoy convencido de que en el futuro seguiremos viendo cine en las salas, aunque también veremos mucho más en casa y a través de diferentes dispositivos electrónicos.

«El futuro será de las mujeres y los hombres o no será. Este 8M marca un antes y un después»

-¿Cómo se ve dentro de 10 años?

-Jubilado. Pero activo. Trabajando de otra manera, en proyectos más personales y que me gusten mucho. Volviendo a escribir sobre cine, algo que no hago hace mucho por falta de tiempo.

-¿Y cómo se imagina Gipuzkoa en ese plazo de tiempo?

-Mejorada. Soy optimista por naturaleza. Creo que tenemos suerte de vivir en Gipuzkoa, este pequeño lugar del primer mundo. Creo que la sociedad guipuzcoana tiene mucha capacidad para seguir progresando. Y pienso también que, en general, tenemos suerte con nuestros políticos, tanto en Gipuzkoa como en el resto de Euskadi.

-«El futuro es mujer». ¿Qué le sugiere esta afirmación?

-El título de una hermosa película de Marco Ferreri de 1984… Creo que el futuro será de las mujeres y de los hombres o no será. Pero un futuro diferente, en el que la mujer tenga acceso a todos los espacios de esta sociedad con normalidad, al igual que el hombre, no como ahora. Un futuro en el que las mujeres no sean agredidas una y otra vez por los hombres. Por eso la educación es tan importante. Creo que la movilización feminista del 8 de marzo marca un antes y un después. Ojalá no se quede ahí y sigamos avanzando…

«La política debería preocuparse de la educación, que es la base de cualquier sociedad»

-¿Qué aspectos no deben perderse de vista para asegurar una sociedad de bienestar en el futuro?

-Creo en la política. Franco murió cuando yo tenía 14 años. Conocí el final de la oscura y triste noche de la Dictadura. Tal vez por ello creo tanto en la política. Más allá de la política, está la imposición, la dictadura… La política debería comenzar por preocuparse de la educación, base de cualquier sociedad civilizada. E invertir en ella tiempo y dinero. Y luego procurar garantizar medios suficientes a todos sus ciudadanos para una vida digna. Y preocuparse del desarrollo social, cultural, empresarial de nuestra sociedad.

-¿Qué retos de futuro considera prioritarios para la sociedad guipuzcoana?

-Tenemos los mismos retos que sociedades parecidas a la nuestra de nuestro entorno. Me preocupa la educación, una educación en valores que impida que se generen conductas como la de los de 'La Manada'; me preocupa el futuro de nuestros mayores, que se les garanticen medios económicos para una vida digna y que puedan ser atendidos en condiciones si lo necesitan; me preocupa el desarrollo industrial necesario versus la degradación de nuestro territorio….

-¿Cómo afronta el futuro un festival tradicional de cine, cuando la tendencia es ver series en dispositivos domésticos?

-El Festival se tiene que repensar cada año. Pero ya hace años que creo que no somos tan tradicionales… Hemos roto muchos estereotipos: la animación ha competido, una serie de televisión ha sido presentada en la sección oficial… Hemos creado nuevas secciones, como Zabaltegi-Tabakalera, que nos permite exhibir todo tipo de propuestas y formatos. Hemos participado en la creación de la Escuela de Cine Elías Querejeta. Somos ya un Festival de todo el año, no solo de nueve días…

-¿Sirve un festival para concienciar en torno a las preocupaciones de nuestro tiempo?

-Por supuesto. A nosotros nos gusta decir que el Festival es un lugar de encuentro, en el que discutir e intercambiar ideas y experiencias con libertad. En el que todas las propuestas tengan derecho a enunciarse, con una única condición: el respeto a las propuestas diferentes. La selección de películas es un acto político y como tal supone una línea editorial: en nuestro caso, nos gustaría fomentar el debate sobre los temas que ocupan y preocupan a los ciudadanos del mundo.

-Después de 'Loreak' y 'Handia', ¿cómo puede ayudar un festival internacional a consolidar los contenidos en euskera?

-Para estas películas el pase por el Festival supuso su 'puesta de largo' a nivel internacional. El Festival ha ayudado a la promoción de estas películas, a que hayan podido encontrar agentes de ventas internacionales, a que hayan sido seleccionadas por otros festivales… Pero la raíz de este éxito, su base, está en la calidad de estas películas. Nosotros podemos ayudar, pero lo realmente importante es que sigamos teniendo un nivel de producción y creación tan bueno como el que tenemos ahora.

¿Qué es Etorkizuna Eraikiz? Es un espacio de reflexión y experimentación colaborativa que pretende impulsar una nueva gobernanza en Gipuzkoa

¿Qué busca? Implicar a la ciudadanía, al tejido social y a las empresas del territorio en el saltoal futuro al que aspira Gipuzkoa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos