Itziar, protagonista en Euskadi, tras un parto «largo y duro»

Itziar, protagonista en Euskadi, tras un parto «largo y duro»

La pequeña nació a las 00.45 horas en Vitoria tras una cesárea de urgencia. «Hemos sufrido, pero estamos muy contentos», decían emocionados los padres

IOSU CUETO/EVA MOLANO VITORIA/BILBAO.

La pequeña Itziar debía estar tan a gusto en el vientre de su madre que tenía que haber nacido antes de Navidad y terminó siendo la primera niña vasca de 2018. Laura y Jon Xabier, vecinos de Vitoria, la esperaban «para el día 23 de diciembre» pero no pudieron abrazarla hasta las 00.45 de ayer. Lo hicieron tras una cesárea de urgencia, cuando en los alrededores de Txagorritxu todavía se escuchaba el eco de los cohetes que daban la bienvenida al nuevo año. Atrás quedaba la intensa experiencia durante casi 40 horas en el hospital. Pero ahí estaba Itziar, 3,1 kilos de peso, morena y acurrucada en los brazos de su madre. «Lo he pasado mal, pero cuando le visto la cara... ¡se me ha olvidado todo!», celebraba sonriente.

La pequeña se convirtió en la protagonista del servicio de Maternidad de Txagorritxu, aunque su llegada fue «dura», como reconocían los padres primerizos Laura María Rituerto, de 30 años, y Jon Xabier Morado, de 33. Todo comenzó «a las nueve de la mañana del sábado», cuando tras los controles rutinarios los médicos empezaron a valorar seriamente la posibilidad de llevar a cabo un parto inducido. Las horas posteriores fueron como una montaña rusa, porque la madre no dilataba lo suficiente. Pero los nervios y el cansancio se esfumaron de un plumazo cuando Itziar lanzó su primer llanto. «Hemos sufrido, pero estamos muy contentos».

En Bizkaia, el primer bebé del año fue Ioritz Llorente Ereño. Eran las 03.36 horas cuando el pequeño vino al mundo en el hospital de Basurto. Ioritz es el primer hijo de Iratxe y Jesús, de 40 y 38 años. «Ha sido un niño muy esperado», decía emocionada su amatxu.

En España, el título honorífico de ser el primer bebé del año se lo llevó Raisa Ioana. Nació en el Hospital del Mar de Barcelona poco después de que sonara la última campanada que daba paso a 2018. Casi tan puntual fue el extremeño Dylan Sánchez Viejo, que nacía a las 00.01 horas en Plasencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos