El interior de Gipuzkoa arde a 40 grados

Colas para refrescarse en una fuente donostiarra. / USOZ

El embalse de Ibai Eder marcó la máxima de ayer, mientras que la costa se quedó en 33. Hoy se mantiene el aviso amarillo en las horas centrales, mientras que por la tarde el viento girará a noroeste, lo que refrescará el ambiente

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

La canícula, el periodo estadísticamente más caluroso del año, que abarca más o menos desde el 15 de julio al 15 de agosto, ha llegado este año puntual a su cita con Gipuzkoa. Tras un fin de semana plenamente veraniego con temperaturas agradables en la costa, ayer la sensación de bochorno se apoderó de todo el territorio.

El ambiente fue muy caluroso en todas las regiones, con valores diurnas en torno a los 33 grados en la cornisa y 36 en el interior, lo que llevó al Departamento vasco de Seguridad a activar el aviso amarillo por temperaturas extremas entre las 12.00 y las 18.00 horas en las zonas costeras y en el Cantábrico interior. Y ello, pese a la alternancia de nubes y claros en el cielo. Sin embargo, una de las razones del intenso calor fue el predominio del viento del sureste, que sopló intenso al final de la jornada. La madrugada, por tanto, fue también sofocante, con mínimas que apenas descendieron de los 20 grados, lo que hizo que a más de uno le costase conciliar el sueño.

No obstante, a quienes les agobia especialmente el calor podrán respirar aliviados en las próximas horas, ya que para hoy se espera que el viento sur dé una tregua en la segunda mitad de la jornada. Aún así, el martes comenzará caluroso y con cielos poco nubosos. Se espera que las máximas alcancen de nuevo los 33 grados en el litoral, que lleguen a los 37 en el interior de Bizkaia y Gipuzkoa, a los 35 en Álava y a los 36 en el extremo sur de Euskadi. De ahí que el Departamento vasco de Seguridad haya extendido un segundo día (y a toda la comunidad) el aviso amarillo por temperaturas altas extremas, también desde las 12 a las 18 horas, periodo en el que la calorina será especialmente intensa. A partir del mediodía, eso sí, se espera que el viento gire a noroeste en la costa, con rachas fuertes al inicio, trayendo nubosidad y una bajada clara de las temperaturas. Según Euskalmet, a medida que pasen las horas el cambio irá llegando hacia las comarcas del interior, y al final del día es probable que se produzcan chubascos y tormentas.

Cambio para mañana

A partir de mañana, el calor dejará de ser uno de los temas recurrentes en las tertulias de amigos porque las temperaturas bajarán de manera acusada. Según la previsión de Euskalmet, las mínimas descenderán de forma moderada mientras que las máximas lo harán de manera notable y de forma notable en puntos de la costa. El cielo estará nuboso, especialmente en la vertiente cantábrica, y habrá chubascos débiles a moderados y tormentosos en la madrugada de hoy a mañana, aunque de carácter disperso. Durante la tarde y la noche lloverá de forma débil, aunque las precipitaciones podrán ser ocasionalmente moderadas y tormentosas al final del día.

El jueves podría ser una jornada de lluvia persistente con temperaturas suaves que superarán ligeramente los 20 grados centígrados. Poco que ver, por tanto, con la sensación de bochorno que ha envuelto a Gipuzkoa durante las últimas 40 horas aproximadamente. Un golpe de calor que llegó después de que temperaturas de récord, con casi 47 grados en Córdoba, golpearan el resto de la península.

El viernes se mantendrán los cielos cubiertos y lloverá en la vertiente cantábrica. El viento soplará de componente norte y las temperaturas oscilarán entre los 14 y los 22 grados. Y mientras el calor remite poco a poco en Euskadi, en el resto del Estado continúa y mantiene en alerta a veintisiete provincias de once comunidades por altas temperaturas. En Jaén y en Cáceres, por ejemplo, el mercurio subirá hasta los 41 grados, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De hecho, tanto en Cáceres como en Jaén está activada la alerta naranja. Madrid, La Rioja, Navarra y todas las provincias de Castilla y León, salvo Soria y las provincias de Zaragoza (Aragón), Ciudad Real y Toledo (Castilla-La Mancha), Lugo y Ourense (Galicia) y la isla de Gran Canarias están en aviso amarillo por altas temperaturas que oscilarán entre los 34 y los 38 grados.

Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo importante de fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

39,2 grados se alcanzaron
ayer en el embalse azpeitiarra de Ibai Eder durante la tarde, según Euskalmet. Ese fue el récord de Gipuzkoa en una jornada de calor extremo.
Arrasate
36,4º
Beasain
35,8º
Elgoibar
35,0º
Aretxabaleta
34,7º
Aeropuerto SS
34,6º
Elgeta
34,2º
Zumarraga
33,3º

Arrasate
36,4º
Beasain
35,8º
Elgoibar
35,0º
Aretxabaleta
34,7º
Aeropuerto SS
34,6º
Elgeta
34,2º
Zumarraga
33,3º

Fotos

Vídeos