«No ha habido ingresos y todos se han curado con rehidratación oral»

La pediatra de Usurbil Lourdes Mancisidor señala que los vómitos han durado 24 horas aunque la diarrea puede seguir 5 o 6 días

G. L. USURBIL.

A ella van a parar los niños enfermos de Usurbil junto a las ansiosas preguntas de sus padres. Esta semana más de la cuenta, aunque con un cuadro similar que merecía la misma respuesta. De los 133 niños que han pasado por la consulta de la pediatra Lourdes Mancisidor, 51 han respondido a los síntomas de la gastroenteritis. Como 'amatxo' de medio pueblo, ayer lanzaba un mensaje de «tranquilidad» y señalaba que «pese al brote, no ha habido que ingresar en el hospital a nadie y todos los casos se han ido curando a base de rehidratación oral. Como mucho ha habido algo de febrícula, que es como decimos cuando surge una fiebre baja». Concluye que «los vómitos no han durado más de 24 horas» aunque pide paciencia al recordar que «la diarrea sí puede alargarse cinco o seis días».

Según la doctora, el episodio está remitiendo. Ayer atendió 6 casos de gastroenteritis entre 26 niños analizados (23%) cuando el martes fueron 12 de 29 (41%). También revela que «la gran mayoría han sido niños mayores de 2 años». Detalla que los síntomas observados han sido «vómitos, dolor abdominal y diarreas».

51
ha atendido durante la semana la pediatra Lourdes Mancisidor de un total de 133 consultas.
60
Alumnos
60
se quedaron ayer sin asistir a la ikastola Udarregi, una tercera parte de los 180 que se ausentaron el martes.

Asegura que «todas las muestras que han analizado han dado el resultado de Norovirus, que es un virus especial cuya particularidad es que tiene una capacidad de transmisión alta». Explica que «no solo se puede contagiar por transmisión oral o fecal, también por transmisión aerosol, es decir, a través del aire. Estos virus también se pueden difundir a través del agua».

En este punto empieza su lista de recomendaciones. «Si un niño tiene diarrea, no debería ir a la piscina. Basta que tenga el culo un poco sucio para que transmita el virus. Del mismo modo, los que usan pañal no deben ir a la guardería. Los que ya controlan ir al baño, sí podrían ir a la ikastola». Aunque el consejo más incisivo, casi a modo de ruego, tiene que ver con «lavarse las manos antes y después de ir al baño».

Como buena pediatra, también desmonta algún que otro mito de los que se aprenden en la medicina callejera. «El Aquarius está preparado para pérdida de líquidos por sudor, no por gastroenteritis. Como está rico, se toma. Pero tiene mucho azúcar y puede llegar a perjudicar algunas diarreas», advierte. ¿Qué hacer? «Lo idóneo es tomar los sueros preparados para reponer lo que se va perdiendo, y, si no, agua».

Espera que el lunes la realidad vaya volviendo a la normalidad. De momento, el Ayuntamiento informó ayer de que el número de alumnos de la ikastola Udarregi que se ausentaron ayer descendió hasta los 60 cuando el martes era de hasta 180.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos