El incremento salarial centra la negociación de las últimas horas

La reunión de ayer logra el acuerdo en regulación para ocupar vacantes pero la oferta patronal de igualar el IPC no satisface a los sindicatos

G.L.

La reclamación salarial centra la negociación de las últimas horas entre los sindicatos con representación en el convenio de la Limpieza Viaria y Recogida de Basuras de Gipuzkoa y la patronal, representada por Aselip (Asociación de Empresas de Limpieza Pública de ámbito estatal) y la firma Serbitzu Elkartea S.L. La última oferta de la parte empresarial, lanzada en la reunión de ayer, consistió en igualar subidas salariales al IPC en 2017, 2018 y 2019, pero no en 2016. La parte social sigue reivindicando el IPC más un 0,5%.

ELA, sindicato mayoritario con el 62,96% en el sector, ya avanzó la semana pasada que «no estamos tan lejos» al revelar que «pedimos el IPC más el 0,5% y nos ofrecen el 70% del IPC». Desde aquel anuncio de convocatoria de huelga del día 5, la parte empresarial ha mejorado su propuesta, aunque aún sin satisfacer las demandas de la parte social. En la reunión del lunes en el Preco, ofrecía el 85% del IPC, aunque el delegado de ELA José Luis Ugarte ya había advertido de que «no tenemos por qué firmar nada por debajo del IPC». Ahora estamos ya en el IPC, por lo que fuentes conocedoras de la negociación señalan que «es cuestión de décimas y supongo que se llegará a un acuerdo». Eso sí, después de lo de ayer, si las posturas no se acercan más, los sindicatos dejaron claro que «nuestras reivindicaciones serán más ambiciosas desde el momento que se inicie la huelga». Además, si no hay acuerdo en cuestión de horas, los sindicatos van a convocar ya a los trabajadores del sector a una manifestación el próximo miércoles en el Boulevard de Donostia, sin esperar más a la posiblidad de la llegada de la oferta satisfactoria.

«Presiones de empresas»

ELA censuró, por su parte, que «tenemos constancia de que trabajadores del sector en Donostia e Irun están recibiendo presiones de sus empresas para no secundar la huelga, lo cual nos parece inaceptable».

De las tres grandes reivindicaciones, dos ya han sido despejadas. La ultraactividad del convenio del sector y la regulación para poder ocupar vacantes, tanto temporales como definitivas de los trabajadores a tiempo parcial, han sido objeto de acuerdos en los últimos días. Ayer se terminó de cerrar el acuerdo para ocupar vancantes. Queda la parte del incremento salarial que parte de la condición de incorporar en los contratos revisiones económicas que, en algunos casos, no se han contemplado. Los sindicatos han criticado, por ejemplo, con dureza que en la limpieza viaria de Donostia se haya adjudicado sin dicha revisión económica, circunstancia que, según denuncian, ha querido ser aprovechada para «empeorar» las condiciones en otros puntos del territorio.

Una de las dificultades de la solución radica en determinar quién debe ser el sujeto que aporte la diferencia económica: exclusivamente las empresas o también las administraciones que contratan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos