El incendio de un camión obliga a cerrar cuatro horas un sentido de la A-15 en Hernani

El remolque del camión incendiado. / MICHELENA

El vehículo, de matrícula francesa y que iba cargado con grandes sacas de cal, comenzó a arder por la parte de las ruedas

JAVIER PEÑALBA

El incendio de un camión que transportaba sacas de cal viva obligó este jueves a mantener cerrada cuatro horas la autovía entre Hernani y San Sebastián, en el sentido a Irun. El tráfico fue desviado desde Andoain por la carretera N-1 y no se formaron importantes retenciones. El conductor del vehículo no sufrió lesiones.

El suceso tuvo lugar minutos antes de las nueve de la mañana, en la A-15, en un tramo del término municipal de Hernani, según informó el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. En circunstancias que la Ertzaintza investiga, el semirremolque de un trailer con placas de matrícula francesa prendió fuego en alguna de sus ruedas o en alguna de las conducciones eléctricas.

Conductores que a esa hora transitaban por la zona advirtieron de la situación al transportista que se vio obligado a detener su marcha. Tras descender del vehículo, el chófer desenganchó la cabeza tractora del semirremolque para evitar que el fuego se propagase a la zona de cabina.

Al lugar acudieron efectivos de los bomberos de Donostia. Dos camiones tanques con su respectiva dotación de efectivos sofocaron el fuego. Las labores de los equipos de extinción finalizaron en torno a las once menos cuarto. Posteriormente, un camión grúa se trasladó al lugar y procedió a la retirada del remolque que transportaba varias decenas de grandes sacas de cal, según confirmaron fuentes del parque de bomberos donostiarra.

Sobre la una de la tarde, una vez se dieron por finalizadas las labores de limpieza y reacondicionado de la calzada, la circulación del tráfico quedó restablecida.Pese a que el cierre de la carretera se prolongó por espacio de cuatro horas, no se formaron retenciones de relevancia en la zona. El hecho de que el percance se registrase a primera hora de la mañana y en jornada festiva, con una menor densidad circulatoria, fue determinante para que no se formaran largas colas. Fuentes de Seguridad precisaron que el tráfico de automóviles fue desviado por Hernani, mientras que el de los camiones fue derivado por la N-1. Las labores de control del tráfico fueron dirigidas por agentes de la Ertzaintza.

El tráfico de la A-15 en Hernani está siendo desviado. / MICHELENA

Retenciones en la frontera

Donde sí hubo complicaciones fue en el paso fronterizo de Biriatou. El tráfico se intensificó a partir de las diez de la mañana. En esta ocasión, la mayor densidad tenía su origen en el desplazamiento de ciudadanos de la comunidad que decidieron pasar la jornada festiva en Iparralde así como en aquellos que tienen previsto disfrutar del puente en Las Landas. A este flujo se sumó el de los camiones que se dirigían a Francia. La afluencia provocó retenciones que, en torno al mediodía alcanzaron una longitud de cuatro kilómetros. A partir de la una de la tarde, las colas comenzaron a remitir y poco después de las dos de la tarde habían desaparecido. También se registraron retenciones en la autovía que une Bizkaia con Cantabria. Esta vez, el motivo fue la gran afluencia de vizcaínos dispuestos a pasar estas jornadas festivas en localidades como Castro Urdiales, Laredo o Isla y otras poblaciones del entorno.

Tanto el paso de Irun como la carretera a Cantabria volverán a registrar ya el domingo por la tarde un intenso tráfico en esta ‘mini operación’ regreso del puente del 12 de octubre. Pese al intenso tránsito de vehículos registrado, en las carreteras de la Comunidad Autónoma Vasca no se produjeron accidentes con heridos de gravedad.

Fotos

Vídeos