Imanol Lasa (Diputado de Comunicación y Gobernanza): «Hay una mejora en el rendimiento»

A. S. J. SAN SEBASTIÁN.

Confía en que después de esta prueba más trabajadores del ente foral se interesen por la opción del teletrabajo, que esperan implantar antes de terminar la legislatura.

- ¿Por qué puso en marcha la Diputación de Gipuzkoa una prueba piloto de teletrabajo?

- Existen varias razones. Por un lado cuando recopilamos datos sobre el personal nos dimos cuenta de que solo se habían pedido once excedencias para el cuidado de los hijos, y de esas once tan solo una fue solicitada por un hombre. Lo mismo ocurría con los permisos para acudir al pediatra, que la mayoría eran solicitados por mujeres, o con las bajas. Se habían registrado 26 por maternidad y tan solo 3 por paternidad. Por otra parte, hay una realidad, y es que en un plazo de 6-8 años la mitad de la plantilla se va a jubilar, y eso va a suponer un cambio y la incorporación de nuevas personas y de perfiles diferentes. Tenemos que ser una institución que fomente la igualdad, la corresponsabilidad y la conciliación.

- De los 1.800 trabajadores que tiene la Diputación tan solo se apuntaron 23 para participar. ¿A qué cree que se debe?

- Para muchas personas venir a trabajar y compartir tiempo y espacio con los compañeros es muy importante. Pero yo creo que es consecuencia del desconocimiento y el miedo. Cuando el teletrabajo se interiorice y se conozcan sus lados positivos estamos seguros de que en un futuro habrá muchas más personas que se interesarán por él.

- La prueba finaliza el 15 de diciembre y comienza un proceso de evaluación. ¿Hay fecha para implantar el teletrabajo?

- No nos ponemos ninguna fecha, pero queremos terminar la legislatura teniendo el teletrabajo como una opción más para nuestros empleados. Lo que sí tenemos claro es que se implantará siempre y cuando se garantice un buen servicio al ciudadano. Para ofrecer un servicio de calidad es importante que el trabajador esté satisfecho, por eso pensamos que el teletrabajo va a redundar en que ambas partes salgan beneficiadas.

- Los trabajadores están contentos con la prueba. ¿Qué percepción hay desde la Diputación?

- Está siendo positivo para ambas partes. Los primeros datos nos dicen que el rendimiento de estos trabajadores ha mejorado. Hay que tener en cuenta que el teletrabajo exige una responsabilidad del empleado muy alta para cumplir con sus objetivos y encargos aún estando trabajando desde casa, y se está reflejando. Al final, la Diputación de Gipuzkoa es espejo de la realidad del territorio, y estos avances van a contribuir a crear una administración que sea referente en vanguardia y modernidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos