Cómo identificar ahora los dos cuerpos

Parece sencillo: si el cuerpo incinerado no era el de Guillaume, entonces las cenizas que reposan en la urna corresponden a los restos de su amigo Fabien. Pero la identificación oficial deberá confirmar la identidad de cada uno de los fallecidos. Y no será tan fácil. Siguiendo el protocolo, en el Instituto Vasco de Medicina Legal en Donostia se tomaron muestras de sangre y huellas dactilares de ambas víctimas. El problema es que uno de los dos cadáveres fue incinerado. En este caso, las posibilidades de identificación deben pasar por el cotejo de sus huellas dactilares, pero solo si tiene antecedentes policiales -donde se archivan las huellas- se podrían verificar. Lo probable es que se recurra a un análisis del ADN y que se coteje con el de un familiar y así poder determinar la filiación. En el caso del cadáver trasladado a Dax -y que supuestamente corresponde a Guillaume- ayer se tomaron muestras para ser analizadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos