Un zarauztarra que vivía en Puerto Rico, primera víctima española del huracán 'María'

Arriba a la izquierda, imagen de Ignacio García.

El fotógrafo Ignacio García, de 65 años, fue hallado sin vida la semana pasada en su vivienda de Bayamón

JAVIER PEÑALBA

La noticia llegó este jueves a Zarautz. Fue por la mañana cuando un representante de la diplomacia española marcó el número de teléfono de la vivienda de Aurora García.

- «¿Es usted la hermana de Ignacio García de la Fuente?», preguntó.

- «Sí», respondió ella.

- «Pues mire, tengo que darle una mala noticia». Y continuó: «Su hermano ha fallecido en Puerto Rico a consecuencia del huracán 'María'».

- «Te puedes imaginar cómo me quedé», explica Aurora.

Ignacio García, de 65 años, más conocido por 'Ignacio Gar', es la primera víctima española del poderoso ciclón 'María' que ha barrido el Caribe, dejando tras de sí el dramático balance de al menos dieciséis personas fallecidas y cuantiosos daños materiales. Las autoridades ignoraban hasta ahora que en la relación de víctimas figurase algún español. Ignacio Gar, un histórico fotógrafo de Zarautz, residía desde hace diecisiete años en la población de Bayamón, situada en un valle costero norteño de este estado libre asociado a Estados Unidos.

La diplomacia española telefoneó el jueves a una hermana para informarle de la muerte

La víctima residía desde hace 17 años en Puerto Rico, a donde viajó para rehacer su vida

Su familia no dispone de información precisa sobre las circunstancias en las que se produjo el fallecimiento. Lo único que conoce es que su cadáver fue hallado la semana pasada en el interior de la vivienda en la que residía. «Nos han comentado que su casa quedó destruida como consecuencia de los fuertes vientos y las intensas lluvias que se registraron al paso de 'María'», explica la hermana desde su domicilio en Zarautz. En este sentido, ignoran si sufrió algún tipo de traumatismo como consecuencia del desplome de la vivienda. «Parece ser que los vecinos le encontraron tumbado en el suelo, no sabemos más», detalla la hermana. «En Puerto Rico, las comunicaciones han quedado destrozadas y por ello no hemos podido hablar con las autoridades del país. Ni siquiera sabemos qué día se produjo el hecho», añade.

Tras su localización, el cuerpo del guipuzcoano fue conducido a la morgue de Bayamón, donde permanece a la espera de que los familiares o allegados que Ignacio tenía en Puerto Rico decidan sobre su futuro. Su hermana Aurora asegura que, con toda probabilidad, Ignacio será enterrado en tierras caribeñas. Para ello, no obstante, será necesario que suscriban un documento que previamente autorice la inhumación del zarauztarra fallecido.

Sus familiares se encuentran, por lo tanto, a la espera de que las autoridades puertorriqueñas se pongan contacto y les puedan otorgar el consentimiento para disponer del cuerpo. «Ignacio rehizo su vida allí y entendemos que debe ser enterrado allí».

No obstante, la hermana ha anunciado su deseo de que en un plazo no muy lejano pueda oficiarse un oficio religioso en Zarautz en su recuerdo. «Antes, por lo menos, deberemos tener en nuestras manos el certificado de defunción».

Ignacio García era el mayor de cuatro hermanos, hijo del dueño de uno de los establecimientos comerciales emblemáticos de Zarautz como fue 'Foto Gar'. En el año 2000, con su padre ya muy enfermo, emprendió una nueva vida. «Decidió dejarlo todo, venderlo y marchar a Puerto Rico, donde terminó por adquirir la nacionalidad estadounidense», explica su hermana Aurora.

La víctima estaba divorciado y tenía una hija de su primer matrimonio. «Desde que se marchó perdimos contacto con él. No sabíamos mucho de su vida. Por conversaciones que tuvo con nuestro padre poco después de irse, conocíamos que tenía una relación con una mujer, de la que solo sabemos que se llama María y con la que convivió. Es una lástima que no dispongamos de más datos sobre esta persona, ya que me gustaría comunicarme con ella», indica la hermana.

Ignacio regentó un establecimiento de fotografía en el número 34 de la calle Herrikobarra de Zarautz. «Era un gran fotógrafo. Mis padres le ayudaron. Antes tuvo al lado del Ayuntamiento un local donde empezó con sus primeros trabajos de fotografía. Allí comenzó a hacer las primeras bodas», recuerda Aurora.

A la hermana le brotan las lágrimas cuando habla de su hermano. «Tenía una gran imaginación. Era un gran inventor. Creó una máquina que servía para recargar los carretes de fotos de entonces. Lo llamó 'Bobin Rapide' y la presentó en una feria de Sonimag. Le concedieron una distinción».

Asimismo, fue un pionero en la aplicación de la informática al mundo de la fotografía, precisa su hermana. «Y a su llegada a Puerto Rico también estuvo vinculado con el mundo de la imagen, donde abrió un establecimiento, aunque creo que últimamente se dedicaba a dar clases de fotografía y a enseñar la técnica a los jóvenes».

La hermana destaca las dotes que la víctima tenía para la música y el canto. «Era autodidacta. Tenía conocimientos de piano y muy buen oído. Formó parte del Orfeón de la Castaña, de la sociedad Gaztelubide, de Donostia».

Además fue cronista local de este periódico durante varios años, a la vez que presidente de la Asociación de Fotógrafos de Gipuzkoa. Asimismo fue impulsor de la asociación de comerciantes de Zarautz. «Fue muy emprendedor, aunque no tuvo mucha suerte en su vida personal. Siento una gran pena por el final que ha tenido», concluye su hermana.

Fotos

Vídeos