Las autoescuelas de Gipuzkoa acogen con cautela el fin de la huelga de examinadores

Un profesor da una clase práctica a una alumna./SARA SANTOS
Un profesor da una clase práctica a una alumna. / SARA SANTOS

Temen que se pueda producir un cierre en falso, como en 2015

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

168 días después, con dos autoescuelas guipuzcoanas abocadas a echar el cierre definitivamente, varias más en ERE, y con casi 3.000 alumnos sin poder hacer el examen práctico de conducir solo en Gipuzkoa, los examinadores de tráfico desconvocaron ayer la huelga que han venido realizando todos los lunes, martes y miércoles desde el pasado mes de junio.

El colectivo de examinadores anunció ayer en el Congreso de los Diputados su decisión de desconvocar los paros a la espera de que los presupuestos generales del Estado (PGE) para 2018 incluyan el complemento específico que reivindican (250 euros mensuales brutos).

Así lo avanzó el presidente del sindicato de examinadores (Asextra), Joaquín Jiménez, tras reunirse con los grupos de la oposición y lograr que todos ellos presentarán una enmienda a los PGE para que esta reivindicación económica, que supone tres millones de euros al año, quede recogida en las partidas para 2018.

«Para descorchar la botella hubiera preferido que los examinadores llegasen a un acuerdo con el Gobierno» J. Bengoetxea, Pres. Autoescuelas

«Efectivamente, si en los Presupuestos de 2018 no se aprueba el complemento quizá volvamos a la huelga» Sergio Bilbao, Examinador

Uno de los cuatro examinadores que hay en el territorio, Sergio Bilbao Garai, aseguró ayer a este periódico que «una vez que los grupos parlamentarios se involucraron en nuestras reivindicaciones y apoyaron la aprobación del complemento específico que nos prometieron hace años, estaba cantado que la huelga se iba a desconvocar». Bilbao Garai considera que «tanto Asextra como el comité de huelga han logrado los propósitos por los que han estado luchando en los últimos meses» y confía en que los grupos parlamentarios cumplan ahora su promesa y «no se tenga que reeditar la huelga de nuevo». Toda vez que reconoce que dentro del propio colectivo ha habido un «desgaste» y el seguimiento de la huelga «ha ido bajando con el paso del tiempo».

En Gipuzkoa el seguimiento de la misma se ha mantenido «prácticamente al 100%». Es decir, que los paros han sido secundados por todos los examinadores del territorio. Algo que en el resto del Estado no ha sido así, entre otras cosas porque en cada día de huelga cada examinador «deja de ganar unos 80 euros». Aún así, Bilbao Garai adelanta que «si finalmente en los PGE de 2018 no se aprueba el complemento específico quizá volvamos a la huelga».

Una sospecha que comparte el presidente de las autoescuelas de Gipuzkoa, Josean Bengoetxea, que ayer por la tarde aseguró estar «contento» por la noticia «pero sin dar botes de alegría». ¿Por qué? «En 2015 ya pasó algo parecido a esto», recuerda. «Los examinadores estaban en huelga y la desconvocaron por una promesa que les hicieron, pero que finalmente se incumplió y aquellos polvos trajeron estos lodos», opina, «ya que ese fue el germen de la huelga que hasta ayer ha estado en vigor», explica Bengoetxea.

«Para descorchar la botella nos hubiera gustado que llegasen a un acuerdo con el propio PP, porque puede ser que al final el partido del Gobierno les toree y el conflicto siga latente». El presidente de las autoescuelas guipuzcoanas cree que «mientras los examinadores y el Gobierno no se pongan de acuerdo, no podremos estar tranquilos», y concluyó que «durante el tiempo de la huelga hemos sido los alumnos y las autoescuelas quienes hemos sufrido los daños colaterales», y cifró en cerca de 3.000 alumnos en Gipuzkoa los que se han quedado sin examen práctico.

«El atasco es tal que hasta mayo no vamos a poder normalizar la situación; faltan examinadores» Alberto Aragón, Autoesc. Aragón

«No esperábamos hoy la desconvocatoria pero nos alegramos mucho, han sido unos meses muy duros» Mikel Navas, Autoesc. Intensivo

Por su parte, Alberto Aragón, gerente de la autoescuela donostiarra que lleva su apellido, también se mostraba cauto tras conocer la noticia. «En principio suena bien pero vemos esta convocatoria con desconfianza y recelo». Opina que se ha puesto punto final «gracias a que los examinadores han cedido, pero es una desconvocatoria por la puerta de atrás porque si al final no se aprueba la partida en los presupuestos me veo otra vez con otra huelga en breve».

Aragón considera que «si los examinadores hubieran firmado algún papel con el Gobierno estaría más tranquilo, pero esta promesa del resto de grupos políticos se puede quedar en papel mojado».

Además, cree que el tapón que ha generado esta huelga será difícil de desatascar, «por lo menos hasta mayo, porque ha habido muchas cancelaciones y, aquí, para más inri, tenemos muy pocos examinadores».

Más alegría se observaba a media tarde en la autoescuela Intensivo de Donostia, donde su gerente, Mikel Navas, era todo él una sonrisa de satisfacción por la desconvocatoria de una huelga «que nos ha afectado mucho en las matriculaciones de alumnos». Afirmó que «no esperábamos la noticia pero nos alegramos mucho porque hemos pasado unos meses verdaderamente duros», así que confía en dejar atrás definitivamente «esta pesadilla». Algo con lo que sus alumnos coincidían plenamente.

La huelga «más larga»

«Ha sido la huelga más larga de la historia dentro de la administración, y me atrevería a decir que de cualquier sector, exactamente 65 días», afirmó el presidente de Asextra, Joaquín Jiménez, al tiempo que precisó que la decisión también va «por la ciudadanía» a la que pidió disculpas por los perjuicios de los paros. En total, se han contabilizado más de 200.000 exámenes de conducir cancelados en todo el Estado.

LA CIFRA

3.000
alumnos aproximadamente, se han quedado sin examen práctico durante la huelga, según la Asociación de autoescuelas de Gipuzkoa.

En todo caso, advirtió de que el final del conflicto «solo será definitivo» cuando el aumento solicitado quede reflejado en sus nóminas y aseguró que estarán «muy expectantes» ante los movimientos a todos los niveles tanto del Gobierno, administración pública y DGT durante los próximos días. Según recalcó, se trata de dar, «una vez más», un voto de confianza al Ejecutivo, al que avisan de que, de sentirse defraudados sabrán responder unidos y dejar constancia de su malestar a través de las acciones que estimen necesarias.

Desde la Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas (CNAE) afirmaron que la desconvocatoria es un «cierre en falso». «Tengo mis reservas de que esto no se haya cerrado aún», señaló su presidente, José Báez, que hizo hincapié en el aviso que lanzó el colectivo de que el fin del conflicto no es «definitivo» hasta que vean en sus nóminas reflejado el complemento retribuido que reclaman.

CRONOLOGÍA

Junio
La Asociación de examinadores Tráfico, Asextra, convoca la huelga parcial en todo el Estado.
Julio
Los paros se prolongaron todos los lunes, martes y miércoles hasta final de mes. En agosto no hay huelga oficialmente porque los examinadores cogen vacaciones.
Agosto
Asextra se reúne el día 23 con la DGT para intentar solucionar el conflicto, pero no hay acuerdo. Anuncian huelga indefinida, pero al día siguiente confirman que será parcial.
Septiembre
A partir del día 4 se retomaron los paros parciales los lunes, martes y miércoles.
Octubre
El colectivo se reúne con la DGT para intentar desbloquear el conficto pero no hay acuedo.
Noviembre
La DGT fija servicios mínimos del 50% a los examinadores de tráfico.
Diciembre
El día 13 se desconvoca la huelga.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos