«La huelga está bien, ¿por qué pagar peaje en una Nacional?»

Luis Nacimiento mete la dirección en la que tiene que descargar en el GPS./
Luis Nacimiento mete la dirección en la que tiene que descargar en el GPS.

Transportistas autóctonos y foráneos se muestran partidarios de secundar los paros. «Cuanto más ruido hagamos, mejor»

IGNACIO VILLAMERIEL

El guipuzcoano Iñaki Domintxin trabaja de camionero en la empresa Transportes Garrai de Lasarte. A primera hora de ayer se encontraba en el área de servicio de Aritzeta desmontando el remolque de su camión. «No estoy de acuerdo con el peaje de la N-1», afirmó tajante, tras advertir, eso sí, que hablaba «a título personal» y no en el de su empresa.

Domintxin transporta «de todo» y generalmente lo hace por Gipuzkoa y alrededores. «Alguna vez me toca ir hasta Zaragoza, pero lo normal es andar por aquí», refiere antes de añadir que está de acuerdo con la huelga convocada del 2 al 5 de enero. «En lugar de poner facilidades, la Diputación solo nos pone pegas, parece que todo es recaudar y más recaudar», lamenta. «Entiendo que para mejorar las carreteras se necesita dinero, ¿pero por qué lo tenemos que pagar nosotros?».

«En lugar de poner facilidades, la Diputación solo pone pegas. Ese peaje hará que suban los portes» iñaki Domintxin (Garrai)

«Hay gasolineras, cafeterías y hoteles que se benefician mucho de que pasemos por aquí» Ricardo Pereira (Tudefrigo)

Además, opina que la medida del peaje en la N-1 puede hacer que suban los portes del transporte «y eso es malo para la empresa». Aún así, asegura que los trabajadores de su compañía «aún no hemos hablado nada y no sabemos si secundaremos la huelga o no». Él no lo hará seguro porque «esos días tengo fiesta», pero concluye que los arcos para cobrar peaje en esta autovía guipuzcoana «no fueron una buena idea».

En ese mismo área de servicio, el brasileño nacionalizado portugués, Luis Nacimiento, hace una de las pausas de 45 minutos que le marca su jornada laboral. Trabaja para la empresa lusa Primafrio y, en esta ocasión, transporta vidrios. Nacimiento viene conduciendo desde Alemania por lo que «no tenía ni idea de la convocatoria de esta huelga». En realidad él no suele pasar a menudo por Gipuzkoa, «solo en contadas ocasiones como esta», pero asegura conocer bien la N-1. Se sorprende al enterarse de que, a partir de enero, los transportistas tengan que pagar peaje por circular por esa vía, y apuesta porque «la mayoría vendrá por la A-8, como hago yo cuando paso por aquí».

Iñaki Domintxin, de amarillo, desmonta el remolque de su camión en Aritzeta. Encima, Ricardo Pereira posa delante de su traíler en la gasolinera de Mercabugati de Lasarte, al igual que José María Villafranca, junto a su transporte rojo. / J.M.LÓPEZ

Nacimiento llevaba ayer 42 días seguidos trabajando «de un lado para otro» y aún no sabía si al descargar le tocaría hacer algún otro viaje por Europa, por esa razón había hecho la compra en la gasolinera de Aritzeta y se disponía a desayunar un tazón de leche, calentada en un microondas que tiene en la cabina. «Esta es mi casa», confesaba con resignación pero con una sonrisa. «No sé si esos días me tocará pasar por Gipuzkoa, pero en cuanto a la huelga, haré lo que me marque mi empresa. Si me dicen que no pase, no paso y punto».

Unos kilómetros más al sur, en la gasolinera de Mercabugati, en Lasarte, unos cuantos camiones hacían una parada técnica para repostar, descansar, ir al baño o tomarse un café. El transportista José María Villafranca se mostraba contento pese a conocer perfectamente los paros que se han convocado como primera medida de presión contra el peaje de camiones de la N-1. «Me enteré ayer mismo porque estoy en un foro de transportistas, Fetransa, en el que enseguida comentamos que la huelga estaba muy bien». Este camionero de Ciudad Real que ayer transportaba manteca de cerdo a Bilbao considera que «cuanto más ruido hagamos, mejor. Porque no se puede cobrar como una autopista lo que en realidad es una autovía y no ofrece los servicios de la primera».

«Tenemos un foro de camioneros y hemos quedado en secundar el paro. Iremos por la N121-A» J. Mª Villafranca (Trans. Eduardo)

Villafranca aseguró que «por lo que hemos hablado nosotros», en principio los camioneros que vengan del sur hacia Gipuzkoa, «tirarán por Alsasua hasta Pamplona, y de allí, cogeremos la N-121-A». Lo que no supo precisar es por dónde pasarán la frontera: «Ya veremos, pero que quede claro que para nosotros es un engorro tener que hacer esto porque nos toca dar un buen rodeo», sentenció.

Por último, también junto a Mercabugati, el camionero portugués Ricardo Pereira, de la empresa Tudefrigo «que tiene la cámara fría en Tudela pero es de Lasarte», según precisó Pereira, se mostró «contrario a la huelga».

«Vengo desde Alemania y no me había enterado de la huelga, pero haré lo que me diga mi empresa...» Luis Nacimiento (Primafrio)

«Pero, claro, los camioneros haremos lo que nos diga la empresa», confesaba este transportista de «verdura, fruta y congelados» a quien le toca hacer muchos viajes al año a Francia e Inglaterra. «Al volver de allí normalmente cogemos la N-121-A para ir directos hacia Tudela». A pesar de ello, al camionero portugués no le gusta la idea de que se cobre peaje en la N-1 porque «aunque es verdad que el asfalto se desgasta más con nuestro paso, también dejamos mucho dinero en gasolineras, cafeterías y restaurantes. Al final son muchos ingresos los que aportamos en impuestos por gasoleo y también generamos empleos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos