«¿A qué huele la Estación Espacial Internacional?»

Un grupo de radioaficionados también se volcó por completo.

Alumnos del colegio Summa Aldapeta de Donostia charlan en directo con un astronauta de la EEI. Es el primer centro educativo de Euskadi que conecta con la estación de la NASA

JUDITH URQUIJOSAN SEBASTIÁN.

«¿Cuál es el olor que predomina en la Estación Espacial?». Esa fue una de las preguntas más curiosas que los amnos de 4º de la ESO del colegio Summa Aldapeta de Donostia realizaron ayer al astronauta californiano Joe Acaba, que se encuentra en el espacio. A pesar del silencio absoluto que se exigía, la emoción y los gritos de los estudiantes no se hicieron esperar tras recibir respuesta de la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas en inglés). Tras un primer momento de euforia y tras saludar al astronauta californiano de origen puertorriqueño se dio inicio al contacto programado con la NASA, a través de su programa Active Track Isolation System (ARISS). Mediante una gran pantalla, los estudiantes pudieron ver al astronauta flotando, pero preparado para resolver las dudas de los escolares. Una imagen que no olvidarán jamás.

Cuando el reloj marcaba exactamente las 14.01 horas, los alumnos se posicionaron en fila india con sus respectivas preguntas en la mano, esperando su turno para coger el micrófono. El momento mágico que tanto estaban esperando estaba a punto de realizarse. «¿Por qué motivo decidiste ir al espacio?», «¿Qué hacéis cuando tenéis problemas técnicos en la nave?». Así comenzó la rondade las 20 preguntas. La ISS completa su órbita alrededor de nuestro planeta cada hora y media, de tal manera que solo tuvieron diez minutos para hablar con el astronauta californiano.

«Ha sido un año de gran esfuerzo en el que hemos trabajado en equipo», señala Paula Esnaola

El astronauta Joe Acaba resolvió las dudas de los estudiantes tanto en inglés como en castellano

Tras finalizar la conexión, alumnos y profesores no pudieron contener las lágrimas de emoción

Momentos de emoción

Tras esos pocos minutos de contacto con Acaba, los aplausos y la exaltación volvieron a inundar la sala, lo que significó el éxito y la finalización de la conexión con el espacio. En ese instante, se les hizo imposible ocultar las lágrimas a varios alumnos y profesores del centro. «Es emocionante, ha sido un año de gran esfuerzo en el que todos hemos trabajado en equipo», señalaron Paula Esnaola y Jorge Alcorta, dos de los elegidos para realizar las cuestiones en la conexión.

Cabe destacar que, entre los 18 chicos y chicas seleccionados para el proyecto, se encontraba Josu Ibarrondo, un alumno de bachillerato apasionado de la astronomía que pidió poder participar en este acto tan emocionante.

Entre abrazos y felicitaciones, anunciaron que nada de esto podría haber sido posible sin la ayuda de un grupo de seis radioaficionados que se han volcado por completo en el proyecto. «Ha sido un reto para nosotros en el que hemos aprendido mucho. Necesitábamos una estructura con un nivel de fiabilidad altísimo, ya que nada podía salir mal», explicó Enio Gutiérrez, miembro de este equipo de especialistas y encargado de telegrafía.

El director general de Summa Aldapeta, Javier Cortés, también le quiso agradecer su labor a Jon Sistiaga, otro de los radioaficionados. «Quiero dar las gracias por la ilusión depositada desde el principio y las horas de trabajo dedicadas desinteresadamente para que el proyecto culmine con éxito», elogió Cortés.

Durante los dos años en los que el colegio ha estado preparándose para este gran día, han contado con la ayuda de un voluntario adjudicado por ARISS, Marcelo Teruel. «Les daba las indicaciones que necesitaban por mail y por teléfono. No hemos tenido ninguna complicación a lo largo de estos dos años, ha ido todo rodado», señaló Teruel.

Momentos antes de la conexión, se presentarán varios trabajos de los alumnos y tuvo lugar una conferencia titulada: «El largo viaje al espacio», a cargo de la experta de Aranzadi, Virginia García. También se repartieron unas tarjetas personalizadas y diseñadas por los propios estudiantes a modo de recordatorio de este gran día.

Este colegio donostiarra ha sido el primer centro vasco en conectar con el espacio. Para ello, ha sido necesario un trabajo previo de preparación de los sistemas de conectividad, medios técnicos y un correcto montaje del instrumental para obtener una conexión adecuada, con todas las antenas visibles y correctamente direccionadas.

Además, se lleva formando a un grupo específico de alumnos desde el pasado año en diferentes áreas, como la astronomía o talleres de radio con antenas propias, que les ha servido de previo ensayo.

El objetivo de este programa es generar la curiosidad en los alumnos en itinerarios formativos como las telecomunicaciones, la informática, la física o las matemáticas y que aprendan de una forma atractiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos