Hosteleros vizcaínos piden que se revisen también los precios durante el Zinemaldia

Ambiente en la Plaza Nueva de Bilbao durante las finales de rugby./ MANU CECILIO
Ambiente en la Plaza Nueva de Bilbao durante las finales de rugby. / MANU CECILIO

El colectivo ha mostrado su malestar por la investigación de Competencia abierta tras las finales de rugby

A. LERATE SAN SEBASTIÁN.

La decisión de estudiar si hubo precios abusivos por parte de los hosteleros de Bizkaia durante las finales europeas de rugby que se celebraron el pasado fin de semana no ha gustado nada al sector. Incluso se ha escudado en unos datos que indican que los precios medios de Bilbao y de Bizkaia son un 15% inferiores a los guipuzcoanos, «aunque nunca se ha cuestionado si se trata de tarifas abusivas».

El secretario general de la Asociación de Hosteleros de Bizkaia, Ángel Gago, se refirió incluso a los precios que están en vigor durante el Zinemaldia donostiarra. «Si alguien quiere ir ahora al Festival de Cine que vaya a hacer una reserva, a ver a cuánto le sale el hotel. ¿La Autoridad Vasca de la Competencia va a actuar por ello sobre los hoteles de Donostia?», dijo Gago.

El caso es que los hosteleros vizcaínos están muy molestos por la decisión de verificar si ha existido algún tipo de práctica abusiva o anticompetitiva. «No entendemos por qué la Autoridad Vasca de la Competencia ha decidido, en un mercado libre», estudiar los precios de los hoteles durante las finales europeas de rugby en Bilbao para determinar si ha habido «tarifas abusivas».

«Decepcionados»

Gago aseguró que en el sector son «conscientes del enorme esfuerzo institucional» realizado para «traer acontecimientos» a Bilbao, pero lamentan que por «hechos puntuales» se haya «generalizado» la crítica sobre los precios hoteleros durante las finales sin «haber nombrado un solo caso de un sitio concreto sobre el que existan sospechas».

Según aseguró, dentro de las miles de plazas existentes, «habrá alguien que ha hecho algo, pero la posición mayoritaria de las empresas que representamos tiene comportamientos correctos» y están «francamente decepcionadas por el poco reconocimiento que se ha hecho de su labor». Explicó incluso que algunas pusieron a disposición de los organizadores habitaciones a precios reducidos y «eso no ha sido reconocido en ningún momento», aunque «luego alguien puede decir que se ha vendido alguna habitación a 700 o a 800 euros». Gago precisó que la información de precios que aparece en internet son solo ofertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos