«Mi hijo decidió dejar la catequesis y yo le apoyé»

«Mi hijo decidió dejar la catequesis y yo le apoyé»
I.S.

Eva Vicente es una irundarra cuyo hijo ha resuelto no hacer la comunión a pesar de que su hermano la hizohace un par de años

J.U.

En Euskadi, muchas parejas casadas por lo civil o que simplemente no están casadas deciden bautizar a sus hijos. E incluso que hagan la primera comunión. Entre ellas Eva Vicente, una irunesa de 46 años que, aunque se considera atea, quiso que su hijo de 9 años, Liher Borrega, asistiera a catequesis.

«No soy creyente. Es más, me casé por lo civil. Aún así, teniendo en cuenta que mi hijo mayor hizo la comunión en su día, quería que el pequeño decidiese por sí mismo si quería seguir el mismo camino que su hermano. Lo mandé a catequesis durante un par de años y parecía que la cosa iba bien pero, llegada la hora de pasar por este rito católico, dijo que no quería», explica Eva.

«Fue curioso porque la mayoría de sus compañeros de clase iban a pasar por este rito católico e incluso le dijimos que iba a tener regalos y que lo celebraríamos juntándonos toda la familia para comer en un restaurante pero el niño no quiso. Creo que tenemos la suerte de que ha tenido las ideas muy claras desde bien pequeño, así que para mí eso es algo bueno. Tanto su padre como yo vamos a apoyarle siempre en todo lo que haga falta», apostilla.

Respecto a su primer hijo, Jon, cuenta que abandonó la catequesis y la rutina de ir a comulgar tras la celebración. «Es cierto que nosotros no somos de ir a misa los domingos por lo que tampoco se lo hemos inculcado, pero siempre he dicho que quiero que sean mis hijos los que decidan si quieren hacer algo o no y que tengan criterio propio para estas cosas y para todo en la vida en general», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos