Hierros Servando retoma su actividad al 100% tras el incendio de una de sus naves

G. L. SAN SEBASTIÁN.

La empresa eibartarra Hierros Servando retomó ayer su actividad «al cien por cien», según señaló su propietario José Antonio Fernández, después del aparatoso incendio que el miércoles destrozó una de sus naves en el polígono Goitondo de Mallabia.

El empresario explicó que «el pabellón que se nos quemó era utilizado exclusivamente para tareas de mantenimiento y podemos seguir con nuestra actividad diaria en el resto de las naves que tenemos en el polígono». Las cinco que suma en Mallabia la firma guipuzcoana dedicada a la recogida, gestión y tratamiento de metales férricos alcanzan un total de 40.000 metros cuadrados.

Responsables de la empresa acudieron ayer al pabellón arrasado la víspera por las llamas después de que los bomberos permanecieran durante la tarde del miércoles en el lugar para controlar los rescoldos y no permitieran la entrada en el local al apreciar riesgo de derrumbamiento. Ayer al mediodía, acompañado por bomberos, el perito pudo acceder al interior de la instalación para efectuar las comprobaciones que ayudarán a cuantificar los daños materiales sufridos tras el incendio.

El taller que ardió quedó totalmente calcinado y fueron necesarias cuatro dotaciones de bomberos, procedentes de los parques vizcaínos de Iurreta, Markina y Basauri, y del guipuzcoano de Eibar, para sofocar las llamas. Otras tres naves contiguas inspeccionaron también ayer los daños sufridos por un incendio que, en cualquier caso, no ocasionó daños personales.

Fotos

Vídeos