La joven hallada en coma, maniatada y amordazada es una vecina de Irun

La carretera GI-636 discurre junto al talud en el que fue hallada la joven, ubicado bajo el parque de Mendibil de Irun./FOTOS DE LA HERA
La carretera GI-636 discurre junto al talud en el que fue hallada la joven, ubicado bajo el parque de Mendibil de Irun. / FOTOS DE LA HERA

La mujer, que permanece ingresada en la UCI del Hospital Donostia aunque fuera de peligro, fue arrojada por un talud junto al parque Mendibil

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Una vecina de Irun fue hallada ayer maniatada y amordazada en un talud situado entre la carretera y el parque Mendibil de la localidad, en estado de inconsciencia y con síntomas de hipotermia. Se trata de una joven de 24 años que tras ser rescatada fue trasladada al Hospital Donostia, donde permanece ingresada en estado de coma en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), aunque su vida no corre peligro. La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, aunque la falta del testimonio de la joven dificulta su trabajo, que se centra en determinar quién o quiénes podrían haber abandonado a la mujer en esas circunstancias.

Los hechos ocurrieron durante la mañana de ayer. El servicio de SOS Deiak recibió una llamada sobre las 10.30 horas alertando de que había sido localizada una persona malherida en una zona de vegetación, en un talud que baja desde el parque Mendibil de Irun hasta la carretera GI-636. Fue un ciclista que circulaba por la zona quien encontró a la joven, que se encontraba inconsciente, maniatada de pies y manos con unas bridas y amordazada con cinta americana, según informaron fuentes de la Ertzaintza consultadas por este periódico. Una patrulla de la Policía Nacional que se encontraba en la zona y una ambulancia fueron los primeros en llegar. Tras observar que no podían acceder hasta el lugar en el que se encontraba la joven malherida, avisaron a los bomberos.

Una dotación del cuerpo de bomberos de la Diputación de Gipuzkoa se trasladó hasta allí para rescatar a la mujer, «que estaba en una zona de difícil acceso, rodeada de arbustos y zarzas», señalaron fuentes del cuerpo foral, que confirmaron que al llegar hasta la joven la encontraron «inconsciente». Esta fue descendida hasta la carretera, donde se encontraban las asistencias sanitarias, que determinaron que la joven presentaba síntomas de hipotermia y que sus constantes vitales eran muy bajas. Los médicos trataron de reanimarla en el lugar sin éxito, y finalmente fue trasladada en ambulancia al Hospital Donostia, donde ingresó en estado de coma en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La joven fue hallada entre unos arbustos en un talud que separa el parque Mendibil de la carretera Por un ciclista

Estaba atada de pies y manos con unas bridas y tenía la boca tapada con cinta americana inconsciente

La Ertzaintza cree que fue arrojada desde el parque y que permaneció allí durante varias horas con hipotermia

La irundarra de 24 años permanece ingresada en el Hospital Donostia, aunque su vida ya no corre peligro En la UCI

El Ayuntamiento convoca una concentración mañana a las 19.00 horas en la Plaza del Ensanche Repulsa en Irun

Durante todo el día los médicos se esforzaron en salvar la vida de la joven, cuyo estado de salud era muy grave, y a última hora de la tarde de ayer se pudo confirmar que la irundarra está estable y fuera de peligro.

Horas abandonada

Poco se sabe de las circunstancias en las que pudieron producirse los hechos y sobre quién podría haber dejado allí a la joven irunesa, que al encontrarse en estado inconsciente no ha podido aportar ningún dato que pueda ayudar en la investigación policial. Fuentes del Departamento de Seguridad confirmaron que la joven de 24 años además de estar inconsciente en el momento en el que fue encontrada presentaba también síntomas de hipotermia, por lo que la policía sospecha que podría haber estado horas abandonada entre los arbustos hasta que fue encontrada por un ciclista sobre las 10.30 horas.

Sin embargo fuentes policiales no han confirmado si la mujer presentaba signos de violencia evidente en su cuerpo, y tampoco ha trascendido si podría haber sufrido algún tipo de agresión sexual.

La Ertzaintza ha abierto una investigación, y no se descarta ninguna hipótesis, entre ellas que se trate de un posible caso de violencia de género o que la joven pudiera haber sido drogada con alguna sustancia. Sin embargo, ninguna de estas posibilidades ha sido confirmada hasta el momento.

La joven fue encontrada entre unos arbustos en un talud de unos 20 metros de altura que separa el parque de Mendibil, situado junto a una zona residencial de Irun y donde se encuentran el Conservatorio y la Escuela de Música Municipal, de la carretera GI-636, en un punto muy cercano a una de las entradas a la localidad. La comisaría de la Ertzaintza se encuentra apenas a 600 metros, a unos 10 minutos caminando.

Las primeras hipótesis apuntan a que la joven fue arrojada desde el parque o alguna zona contigua horas antes de ser encontrada, maniatada y amordazada, aunque no se ha podido esclarecer si en el momento de ser arrojada ya estaba inconsciente.

La Ertzaintza tampoco ha confirmado si los familiares habían interpuesto alguna denuncia de la desaparición de la joven o habían alertado sobre este hecho. Por su parte el Ayuntamiento de Irun emitió ayer un comunicado conjunto firmado por los portavoces de todos los grupos municipales en el que expresan su «rechazo y preocupación» por los hechos ocurridos, y desean «una pronta recuperación de esta mujer que está siendo atendida por los servicios médicos», además de convocar una concentración que tendrá lugar mañana a las 19.00 horas en la Plaza del Ensanche de la localidad.

Fotos

Vídeos