La guerra de los descuentos lastra el impacto de las rebajas en el pequeño comercio

Una mujer sale visiblemente satisfecha de la compra realizada en una tienda que ayer ya ofrecía descuentos. / LOBO ALTUNA

El sector en Gipuzkoa lamenta que se «desnaturalice» un período cada vez menos rentable El grupo Inditex (Zara o Massimo Dutti), El Corte Inglés o Hipercor lanzan hoy sus ofertas de verano al caer en sábado el 1 de julio

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Hubo un tiempo en el que comerciantes y consumidores se citaban para saciar intereses mutuos y, como implica toda cita, concretaban fecha y lugar para la compraventa. Hubo un tiempo donde existían los tiempos. Periodos marcados. Pocos. Dos. Uno en invierno y otro en verano. Deseados. Se llamaban Rebajas.

En la actualidad siguen anunciándose campañas bajo el mismo nombre que evocan aquellas promociones tan esperadas, pero sin la cadencia temporal que les otorgaba fuerza y arraigo. El día de hoy, último del mes de junio, nos trae un ejemplo de la transformación del concepto. El grupo Inditex, propietario de cadenas como Zara o Massimo Dutti, y los centros de El Corte Inglés e Hipercor adelantan las rebajas de verano de forma excepcional al considerar que el 1 de julio, día en el que antaño entraba en vigor el pacto entre tienda y cliente, no reúne las circunstancias oportunas porque cae en sábado y coincide con la primera operación salida de vacaciones.

Desde la liberalización aprobada en 2012, las tiendas pueden hacer rebajas cuando quieran

Lo pueden hacer. Hoy y cuando quieran. Desde la liberalización del sector acometida en julio de 2012, las tiendas pueden hacer rebajas en cualquier momento del año para disfrute de sagaces buscadores de chollos y conveniencia de familias menos pudientes, pero también para desgracia de pequeños comerciantes incapaces de rentabilizar sus focalizadas campañas.

Las rebajas de Inditex se extenderán a todas las tiendas de sus cadenas en España: Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Uterque y Zara Home. Pero además, numerosas cadenas como Mango, Cortefiel, H&M o Springfield, ya ofrecen descuentos desde mediados de junio y en Sfera, la cadena de moda de El Corte Inglés, las rebajas empezaron el 16 de junio.

Mientras muchos ciudadanos ven cómo se abre ante sus ojos un amplio abanico de ofertas, otros tantos comerciantes asisten con temor al fenómeno liberal. Fuentes de la Federación Mercantil de Comerciantes de Gipuzkoa señalan que «llevamos tiempo pidiendo que se reflexione sobre este descontrol. Sabemos que la ley lo permite, pero desde el punto de vista de la actividad del comercio, provoca confusión al consumidor».

Constatan que «antes todos esperábamos a un momento conocido de antemano y sabíamos a qué atenernos, pero ahora se está desnaturalizando el concepto de las rebajas». Y, claro, eso tiene su reflejo en la facturación. La federación prevé un aumento del 2% en las rebajas que de manera generalizada arrancan mañana, aunque advierte que «no hay una evolución natural en las ventas, sino una inestabilidad continua», por lo que el grado de incertidumbre es alto.

El pequeño comercio aprecia «inestabilidad» en las ventas durante la época de las rebajas

La clave: ser singular

Entre la campaña de invierno -«siempre suscita más interés que la de verano»- y la que arranca mañana el pequeño comercio facturaba casi el 50% de sus ventas anuales, aunque las rebajas se han desestacionalizado. «No es solo que haya grandes cadenas que adelantan el periodo, también existen iniciativas como el Black Friday, el Ciber Monday o el 'Día sin Iva' que afectan al pequeño comercio», sostienen desde la Federación.

Más allá ha ido esta semana la Confederación Española de Comercio (CEC), que ha lanzado la profecía de que las constantes promociones y descuentos que realizan algunos operadores comerciales más el adelanto de la campaña de rebajas, «pueden suponer el fin de las mismas».

Para la CEC, a la que pertenece la Federación Mercantil de Gipuzkoa, «si no se recuperan los periodos tradicionales marcados en el calendario, las próximas rebajas de invierno serán las últimas que podrán considerarse como tales». La confederación lamenta que las citadas iniciativas impiden que las rebajas «cumplan con su objetivo original, que no es otro que vender el stock de temporada».

El presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, ha destacado «la urgente necesidad de corregir el descontrol de las rebajas» y ha pedido a la Administración pública que «impulse el consenso y el diálogo entre formatos comerciales y marque en el calendario los periodos de rebajas». En caso contrario, «las rebajas desaparecerán y se perderá una herramienta indispensable para la viabilidad de muchos establecimientos comerciales».

Ante la creciente competencia de ofertas y fechas, la estrategia de adaptación de los pequeños tenderos guipuzcoanos pasa, según la Federación, por «centrarse en la especialización, es decir, ser diferente o singular». Junto a ello, los comerciantes se encomiendan «al buen tiempo» y al auge del turismo. «Cuanta más gente venga, más potenciales compradores hay. Luego es labor de cada uno demostrar que es especial por algo y atraer al cliente».

Las cifras

2%
Previsión de incremento.
2%
La Federación Mercantil de Gipuzkoa prevé esta ligera subida en las ventas durante las rebajas que arrancarán mañana, un porcentaje un punto menor al 3% de incremento que manejó en la campaña de invierno y con una «alta incertidumbre».

Más

Fotos

Vídeos