Grupos de ayuda mutua y otro curso de verano

Tras el éxito del año pasado, el Palacio Miramar volverá a acoger en julio ponencias sobre el suicidio

A. U. SAN SEBASTIÁN.

Cuando Joseba se quitó la vida, su aita se quedó «muy bloqueado. ¿Y esto por qué?». La ama empezó enseguida a buscar «cosas». Y lo que encontró fueron unos datos que hablan de muchos Josebas y ningún recurso específico para personas que hayan sufrido semejante situación. «Era algo que no entendíamos». La primera referencia la encontraron en Barcelona, en Cecilia Borràs, presidenta de la Asociación de Supervivientes después del Suicidio. La conocieron en 2014. «Quieres encontrar algo de amparo, personas que te entiendan y que hablen el mismo idioma de sufrimiento, que te miren a los ojos y te digan 'sé lo que estáis pasando'». Es lo que encontraron en Cecilia. Luego fueron a Madrid, a conocer RedAipis, la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio. Allí tampoco hicieron falta las presentaciones, «con mirarte a los ojos te entiendes».

Los aitas de Joseba no ocultan su realidad, y reconocen que les dolió «la primera vez que nos dijeron que los supervivientes nos escondemos por el grandísimo estigma que todavía existe y persiste. Reconocer en público que tu ser querido se ha ido por suicidio genera muchísimo dolor. Y como nosotros desde el primer momento no lo hemos negado, sino que vamos en el sentido contrario...».

La fundadora de Bidegin (Servicio de apoyo al duelo), Izaskun Andonegi, les sugirió que podían poner en marcha alguna iniciativa similar en Euskadi, y así crearon Biziraun, la asociación de personas afectadas por el suicidio de un ser querido, que se registró en 2016 pero empezó a funcionar el año pasado. La junta directiva está formada por Erkizia, Bilbao y Cristina Blanco, otra superviviente. No tienen sede, «ni falta que nos hace, vamos con la mochila ligera», pero su labor ya está trascendiendo.

La sensibilización es uno de sus objetivos. Colaboran con los medios de comunicación y ofrecen ponencias y charlas en congresos. El año pasado participaron en los Cursos de Verano de la UPV/EHU al que acudieron más de cien personas, lo que da cuenta de la demanda que existe en torno al tema del suicidio. Vista la gran acogida, han organizado otro para este verano. Se llevará a cabo el 5 y 6 de julio bajo el título 'El suicidio, necesidad de un enfoque sistemático y multidisciplinar' y en él abordarán aspectos como la necesidad de un plan de prevención integral o la salud mental y el suicidio.

Pero el principal objetivo de Biziraun es ser una referencia para las personas que están en su misma situación. No ofrecen tratamientos terapéuticos personalizados, sino el respaldo del grupo que comparte el sufrimiento. «Parece que en otros campos la sociedad tiene asumida la creación de estos grupos, pero como existe ese cierto tabú sobre el suicido, es más difícil». En Bilbao ya se han juntado un grupo de gente que se reúne una vez al mes. Si a raíz de la charla del martes hubiese personas interesadas en participar, se crearía otro grupo de ayuda en Donostia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos