La gran apuesta del Casino Kursaal

Miguel González, director del grupo Luckia, en la inauguración del Casino Kursaal. / MICHELENA

Conciertos y torneos de póker marcan la nueva etapa del recinto

AMALIA IBARGUTXI SAN SEBASTIÁN.

A poco más de dos meses para que acabe el año, el Casino Kursaal da por finalizado el principal objetivo de 2017: la renovación del local y el cambio en la dirección del negocio. El nuevo parque de máquinas cuenta a partir de hoy con 100 aparatos de juego, 40 más que hasta ahora. Los responsables han instalado un ascensor de cristal y una sala de conciertos, renovado el hall y colocado pantallas de televisión en todo el recinto. Próximamente contarán con canal de internet y también preparan una pequeña agenda cultural, que empieza hoy con un concierto del popular cuarteto donostiarra Golden Apple Quartet.

Con todas estas innovaciones, pretenden crear «un lugar que no sea donde vas a echar unas partidas, sino un local de ocio», explica José González, director de la empresa Luckia Gaming Group a la que pertenece el Casino Kursaal.

Nueva estrategia

Casino Kursaal busca que «los guipuzcoanos en general, y los donostiarras en particular, quieran ir al menos una vez al casino. Si no es a jugar, a pasar el rato». Esta nueva estrategia, aseguran, deriva del cambio de hábitos de la sociedad, que «ya no apuesta grandes cantidades ni relaciona los casinos con exclusividad». Para González, «el gran momento de los casinos ya pasó y no volverá a ocupar tanto espacio en la esfera pública, o no de la misma forma». Por eso, quieren fidelizar a sus clientes con, por ejemplo, torneos de póker, «que ya están funcionando muy bien», asegura el director de la empresa quien entiende que «por distintos motivos, el casino había quedado anticuado respecto a los hábitos de hoy en día y requería un giro. Necesitábamos un negocio que esté a la altura del País Vasco; más lúdico y más público para que atraiga a personas de todas las edades». Para tomar esta decisión se basaron en los casinos de la capital mundial del juego: Las Vegas. Asegura que allí, más del 50% de las ganancias de los casinos proceden de actividades no lúdicas, es decir, de las que no implican apuestas ni máquinas.

La reforma del casino busca que pase a ser «un lugar donde además de jugar, se pueda pasar el rato»

«Recuperar el prestigio» del casino es el objetivo principal de las reformas, para así llegar a un público más amplio que el que abarcaba antaño. También trabajan específicamente en atraer a clientes franceses, que han llegado a ser «el 60% del total» de las visitas.

La del juego es una industria difícil, y González lo sabe bien. Euskadi cuenta con una de las leyes «más restrictivas, pero muy bien reguladas». «Con la gastronomía, el Zinemaldia, el Jazzaldia... Donostia ya está en el punto de mira internacional», y por eso aspiran a que el juego se convierta en un ancla más para acercar a la gente a la capital guipuzcoana.

Fotos

Vídeos