Una masa de aire cálido eleva los termómetros en Gipuzkoa

La playa de La Concha, llena de bañistas, y la barandilla del paseo repleta de personas./SARA SANTOS
La playa de La Concha, llena de bañistas, y la barandilla del paseo repleta de personas. / SARA SANTOS

Las altas temperaturas se mantendrán hasta mañana por la tarde y para el miércoles la llegada de un frente atlántico despedirá el sol. Se prevén máximas de 35 grados en el interior y entre 30º y 33º en la costa

JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

Una masa de aire cálido hará que los termómetros experimenten un más que notable ascenso. La subida será más acusada en los valles del interior de Gipuzkoa y en el sur de la comunidad autónoma, donde se pueden alcanzar 35 grados. En la costa, las máximas se quedarán en torno a 30 ó 33 grados.

Euskadi lleva dos semanas esquivando la ola de calor que, jornada tras jornada, castiga a buena parte de la península. Frente a los 45 grados que se han medido en distintas zonas del sur y centro, la cornisa cantábrica ha registrado valores veinte grados por debajo de los anteriores.

Pero esta 'bonanza meteorológica' llega hoy a su término. Tras un fin de semana plenamente veraniego, con temperaturas que en la costa han rondado los 25 grados y cerca de 30ª en el interior, el calor se instalará en las próximas horas en toda la comunidad autónoma. Esta circunstancia ha llevado al Departamento vasco de Seguridad a activar para hoy el aviso amarillo por temperaturas altas extremas en las zonas costera y en el cantábrico interior.

La alerta permanecerá vigente entre el mediodía y las seis de la tarde, horas en las que las temperaturas máximas pueden alcanzar los 33 grados en la costa y los 35-36º en el interior, según informó la Agencia Vasca de Meteorología.

40 horas durará el calor. Se dejará sentir hoy y tras una noche cálida, las altas temperaturas se mantendrán hasta mañana por la tarde.

Euskalmet pronostica para hoy un tiempo bochornoso. El ascenso de las temperaturas llegará de la mano del viento del sureste, lo que hará que la jornada resulte calurosa en toda la región. «El día será soleado, pero tendremos algo de nubosidad de evolución en el cielo y se pueden producir algún chubasco aislado, sobre todo de madrugada y durante la tarde», afirman desde la agencia.

La irrupción del aire cálido, no obstante, tampoco se prolongará demasiado en el tiempo, ya que está previsto que termine mañana mismo. Sin embargo, el martes seguirá el ambiente pesado. En el cielo aparecerán nubes de tipo medio y alto, con más nubosidad a partir de la tarde. Al final del día se formarán tormentas, sobre todo en la mitad oriental.

Las temperaturas volverán a ser calurosas, quizás un poco más bajas en la costa, donde entrarán antes los vientos frescos del Cantábrico. «Al final de la jornada y gracias a los vientos del noroeste, refrescará notablemente», sostienen los meteorólogos.

Al margen de las elevadas temperaturas diurnas, las próximas horas se caracterizarán por los altos valores que se registrarán por la noche. De esta forma, la próxima madrugada el mercurio no bajará en algunos puntos de la comunidad de los 20 grados, lo que hará que no resulte nada fácil conciliar el sueño.

Todo indica que la situación cambiará de forma radical el miércoles, aunque existe cierta incertidumbre. La llegada de un frente atlántico ocasionará un descenso térmico que será ligero en las temperaturas mínimas y moderado en las máximas. Iñigo Caballero, jefe de la Unidad de Estudios y Desarrollos de Aemet en el País Vasco, precisa que el jueves podría ser una jornada lluviosa, con temperaturas inferiores a los 23 grados.

De cara a los restantes días de la semana, conforme a la predicción recogida en la web de la Agencia Estatal, el viernes se mantendrán los cielos cubiertos y lloverá en la vertiente cantábrica. El viento soplará de componente norte y las temperaturas oscilarán en los 14 grados de mínima y los 22 de máxima. En el interior del territorio, las condiciones serán similares. El riesgo de precipitación se mantendrá también de miércoles a sábado.

31 provincias en alerta

Y mientras en Euskadi el mercurio sube, en el resto del Estado las temperaturas extremas de los últimos días han comenzado a remitir, aunque el fuerte calor se extiende a todo el país y 31 provincias están en alerta por las altas temperaturas.

En ocho de ellas -Córdoba, Jaén, Ciudad Real, Toledo, Madrid, Badajoz, Cáceres y Orense- el nivel de aviso es «naranja» ante la previsión de que se vuelvan a alcanzar temperaturas muy altas. En el nivel «amarillo» están las provincias de Almería, Granada, Huelva, Sevilla, Huesca, Teruel, Zaragoza, Gran Canaria, Tenerife, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Lérida, Navarra y Lugo.

La ola de calor comenzó el miércoles de la semana pasada y durante la misma se han superado varios registros históricos de temperaturas, con máximas de hasta 47 grados. Aun cuando la ola finalizó ayer, las elevados valores continuarán todavía en gran parte del país.

Hoy
Viento sur, calor y máximas de entre 30 y 35 grados.
Mañana
El cambio llegará al anochecer. Hasta entonces, calor.

Fotos

Vídeos