Las instituciones confían en que el aeropuerto recupere su operatividad tras las obras

Vista de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Hondarribia. /DV
Vista de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Hondarribia. / DV

El alcalde donostiarra recuerda que a finales de año «estará básicamente terminada la actuación sobre el pavimento, que permitirá una operatividad similar a la que tenía antes»

EFE

Ayuntamiento de San Sebastián y Gobierno Vasco han coincidido este martes en confiar en que el aeropuerto de Hondarribia recupere en un futuro su operatividad tras las labores de ranurado de la pista.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno semanal el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, y el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, se han referido a las críticas de la asociación Afodesa, que reclamó recientemente la ampliación del aeródromo guipuzcoano para asegurar su operatividad y seguridad.

Esta asociación aseguró que, desde que se llevó a cabo el recorte de la pista obligado por las normas de seguridad europeas, el 17 de agosto, se han desviado a Bilbao 8 vuelos, 2 operaciones se han cancelado y 24 han sufrido retrasos.

Erkoreka asegura que la posibilidad de ampliación de la pista es algo que «no está sometido a debate» en estos momentos

Erkoreka ha explicado que la reducción de la longitud de la pista en unos 300 metros por la aplicación de la normativa europea está planteando "algunas dificultades en algún tipo de aviones", particularmente los A319, pero exclusivamente cuando llueve.

El portavoz del Gobierno Vasco ha añadido que en los próximos meses se trabajará en ranurar la pista para que cuando esté mojada no plantee problemas de seguridad y ha afirmado que la posibilidad de ampliación de la pista es algo que "no está sometido a debate" en estos momentos.

El consejero Arriola ha añadido que el objetivo de cualquier actuación en Hondarribia es "mantener en la medida de las posibilidades las condiciones de operatividad".

Goia defiende las medidas tomadas

Por su parte el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha reconocido este martes que el aeropuerto de Hondarribia atraviesa "un momento difícil" debido a que, tras el recorte de la pista, las obras de ranurado no estarán hechas hasta finales de año, pero ha considerado que éstas permitirán mantener la operatividad anterior.

Goia ha hablado sobre los problemas del aeródromo de San Sebastián, ubicado en Hondarrbia, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, en la que ha sido preguntado por las declaraciones del diputado foral de Turismo, el socialista Denis Itxaso, quien este lunes apostó por la ampliación como "única alternativa" para garantizar su futuro.

El alcalde ha dicho que él comparte "básicamente" la posición de la titular del departamento foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, la también socialista Marisol Garmendia, quien, según ha recordado, "es la responsable de ese área" y la representante de la Diputación en las reuniones de Ortzibia, a las que él también suele acudir.

Ha defendido en ese sentido el trabajo desarrollado y las medidas acordadas en el seno de dicha sociedad interinstitucional que promueve el desarrollo del aeropuerto y que, como ha recordado, apostó por "una serie de actuaciones" distintas a la ampliación que "puedan tener el mismo resultado".

"Desde una posición egoísta y sin tener en consideración a otros municipios, yo también podría defender una ampliación", ha indicado el regidor en alusión a las importantes afecciones en el entorno que ese tipo de actuación acarrearía.

Eneko Goia ha destacado además que, las instituciones presentes en Ortzibia sabían que el aeródromo guipuzcoano iba a "vivir un momento difícil" desde este verano, cuando se produjo el recorte de 300 metros en la pista por las últimas normativas de seguridad europeas, hasta finales de este año.

Será entonces cuando, ha precisado, "estará básicamente terminada la actuación sobre el pavimento, que permitirá una operatividad similar a la que tenía antes".

Finalmente y tras admitir que a él no le agrada la situación actual, el alcalde ha hecho hincapié en que "ésa es la decisión que Ortzibia trabajó en su momento, la que se va a ejecutar y la que previsiblemente el próximo año colocará (al aeropuerto donostiarra) en un escenario diferente".

Fotos

Vídeos