El Gobierno pagó 3.465 euros por el billete para expulsar a un inmigrante a Pakistán

Imagen del billete de avión en vuelo comercial que se adquirió para expulsar al inmigrante paquistaní.
Imagen del billete de avión en vuelo comercial que se adquirió para expulsar al inmigrante paquistaní. / DV

El vuelo de ida para expulsar a esta persona, que vivía en el País vasco, costó cinco veces más que las tarifas que se manejan en el mercado

DAVID S. OLABARRISAN SEBASTIÁN.

El Gobierno central pagó el pasado junio 3.465,12 euros por el billete de avión entre Madrid e Islamabad (Pakistán) para deportar a un inmigrante que vivía en el País Vasco en cumplimiento de una orden judicial de expulsión del país. Se trata de una suma de dinero muy superior -hasta cinco o seis veces mayor- a la que un ciudadano debería pagar para reservar un vuelo semejante. Consultado a este respecto por este periódico, un portavoz del Ministerio del Interior explicó que el precio que se abona por estos viajes puede ser superior a las tarifas que se manejan el mercado por las cláusulas de flexibilidad con las que trabajan con las líneas aéreas. Porque muchas veces no saben cuándo va a llegar la orden definitiva de expulsión del país.

Esta persona, que vivía en una ciudad de Euskadi hasta que fue detenido para su expulsión por encontrarse en situación irregular, viajó sin escolta en un vuelo comercial que salió del aeropuerto de Barajas. Hasta allí fuese trasladada por agentes de la Policía encargados de su custodia. Es decir, no viajó con agentes de policía hasta la capital pakistaní, como es el procedimiento que se emplea en otras ocasiones. Y tampoco era un charter fletado expresamente para deportar inmigrantes a un país concreto. Era un vuelo regular a Islamabad, donde le estaban esperando funcionarios de este país asiático, que informaron de su llegada a las autoridades españolas.

El billete del Ministerio del Interior dice que los vuelos pueden ser más caros por la flexibilidad con la que deben trabajar

Los 3.465,12 euros pagados por este billete de ida suponen un gasto muy superior a las cifras que se manejan en el mercado. De hecho, en una rápida búsqueda en internet realizada este mismo viernes se podían encontrar un vuelo al mismo destino para hoy mismo -con apenas dos días de margen- que asciende a 666,05 euros. Si la fecha elegida es el 5 o el 6 de agosto las tarifas rondan los 650 euros. Y si se buscan en septiembre o en octubre se pueden encontrar viajes de ida por 439 y 382 euros.

Casi 20.000 repatriados

Entre 2015 y 2016, España «repatrió» a casi 20.000 personas a sus países de origen, según una respuesta enviada en mayo por el Gobierno al senador de EH Bildu, Jon Iñarritu. La defensora del pueblo, Soledad Becerril, también informó en el Congreso que el pasado año se expulsó a 1.758 inmigrantes en estos vuelos. La mayoría de deportaciones se produjeron a través de Marruecos y en colaboración con la Agencia Europea de Control de la Frontera Exterior (Frontex). En este contexto, el Gobierno adjudicó a Air Nostrum a finales del pasado año un contrato por casi 12 millones de euros por los vuelos de deportaciones para 2017 y 2018.

Según las fuentes consultadas, existen tres tipos de vuelos de estas características. Por un lado se encuentran los charter que organiza el Gobierno para expulsar a un importante número de ciudadanos a un país concreto. Se encuentran también las expulsiones en aviones comerciales en las que, en función de las circunstancias de seguridad que se determinen por las autoridades, el sujeto puede ir acompañado de policías que se encargan de escoltarle. Y, por último, aparecen las deportaciones en las que el inmigrante viaja solo -por ejemplo si no se opone al traslado- y es recibido en el aeropuerto por las autoridades de su país.

Fotos

Vídeos