Gipuzkoa, pendiente ahora de la lluvia

Gipuzkoa, pendiente ahora de la lluvia

Tras el temporal de olas se activa el aviso por precipitaciones y nevadas para este fin de semana

A. S. JIMÉNEZ SAN SEBASTIÁN.

El agua no da tregua en Gipuzkoa. Tras varios días en alerta naranja por oleaje, a partir de este mediodía llega el turno de la lluvia y se activará el aviso amarillo por fuertes precipitaciones y por nieve en el interior. Todo ello con una bajada brusca de las temperaturas que dejará un fin de semana con un tiempo muy desapacible.

Poco se ha hecho esperar el primer temporal de olas del año en Gipuzkoa. Aunque la alerta naranja por impacto del mar en la costa se ha llevado por desgracia la vida de dos personas, arrastradas por una ola en Mutriku, lo cierto es que el temporal ha tenido un efecto leve y apenas ha dejado secuelas en el litoral del territorio. El aviso se rebajó a amarillo durante el día de ayer y queda desactivado por completo a primera hora de esta mañana.

Uno de los puntos donde las olas causaron más estragos fue, una vez más el Paseo Nuevo de San Sebastián. No obstante, los daños no fueron tan cuantiosos ni graves como en temporales anteriores. El Ayuntamiento de Donostia informó de que el mar había producido algunos desperfectos en el mobiliario urbano, como en bancos y papeleras, además de doblar un tramo de barandilla. Asimismo, el agua arrastró bastante suciedad hasta el asfalto. A la vista de que el aviso amarillo por impacto de ola se mantiene activo hasta las 8.00 horas de esta mañana, el consistorio decidió que el acceso al paseo esté cerrado hasta esta entonces, para realizar después las tareas de limpieza de desperfectos y la reposición provisional de la barandilla afectada. Durante la pleamar de la tarde de ayer también se cerraron los pasos del Peine del Viento y de el espigón de la Zurriola.

La pleamar de la madrugada del jueves fue la más violenta del temporal. Uno de los puntos críticos fue la carretera de la costa -la N-634- entre Zumaia y Getaria, ya que las olas sobrepasaban el muro hasta invadir los carriles de circulación. Un hecho que obligó a la Ertzaintza a cerrar la vía entre las 5.00 y las 8.00 horas de la mañana.

El oleaje invadió las playas del litoral guipuzcoano, impactando en zonas como el malecón de Zarautz o el paseo de Ondarreta, dejando un rastro de arena que los servicios de limpieza se afanaron en limpiar durante la mañana.

Desembalse del Añarbe

El día de ayer, con cielos en su mayoría despejados y temperaturas que llegaron hasta los 20 grados, fue tan solo un espejismo. A partir de hoy las temperaturas sufrirán un brusco descenso y se activará además el aviso amarillo por fuertes lluvias en Gipuzkoa y Bizkaia desde este mediodía hasta mañana por la noche. Las precipitaciones serán débiles a moderadas en las primeras horas, pero desde esta tarde serán más fuertes y frecuentes, pudiendo registrase algunas tormentas. Euskalmet estima que podrían superarse los 60 litros por metro cuadrado en algunas zonas del territorio.

Aguas del Añarbe tomó ayer las primeras medidas abriendo uno de los desagües de presa con el objetivo de aumentar su resguardo de cara a estos días, ya que el nivel del Urumea, muy lejos del nivel amarillo, permitía realizar dicha maniobra. Los servicios técnicos anunciaron que permanecerán «atentos a la evolución de la situación».

Además de la lluvia, esta noche se activará el aviso amarillo por nevadas en el interior de Gipuzkoa, con una cota que podría situarse en torno a los 900 metros. Mañana se rebajará hasta rondar los 500-600 metros en algunos puntos del territorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos