Gipuzkoa tendrá a partir de 2018 una única central de coordinación de emergencias

Diputación y Ayuntamiento de Donostia firman un convenio para ampliar el parque de bomberos de Garbera, donde unificarán sus servicios

GAIZKA LASA

Qué más le dará a un ciudadano en apuros cuál sea la institución que le preste el servicio de emergencias que requiere. Más bien le preocupará que lo haga con eficacia y celeridad. La lógica percepción ha motivado el convenio de cooperación firmado entre la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia para integrar sus recursos en una Central Unificada de Coordinación de Emergencias. Estará ubicada en el parque de bomberos municipal de Garbera, instalación que será ampliada y adaptada para albergar no solo la central de comunicaciones del servicio de San Sebastián -ya opera desde esta sede- sino también el personal dedicado a las labores de coordinación de emergencias y bomberos de la Diputación.

Hasta ahora, los servicios se activaban por separado por parte de SOS Deiak en función de la localización del incidente. A partir del inicio de 2018 todas las emergencias serán recibidas, conocidas, gestionadas, informadas y coordinadas desde el punto unificado, con independencia de la administración que posteriormente la atienda, «lo que permitirá actuar con mayor previsión y antelación, logrando una respuesta más rápida y eficaz», dice el convenio.

Entre las dos instituciones reciben hoy por hoy más de 5.000 avisos o llamadas de emergencia al año y el acuerdo persigue un mejor uso y racionalización de los medios económicos y recursos, intentando minimizar duplicidades y fortaleciendo el servicio de la recogida de información, gestión y coordinación que ahora llevan a cabo Diputación y Ayuntamiento de manera independiente.

La Diputación pondrá dinero y el Ayuntamiento, su sede municipal. La institución foral financiará con 330.000 euros la ejecución de las obras de ampliación y acondicionamiento, más la dotación de medios materiales para el correcto funcionamiento de la central. El consistorio donostiarra, por su parte, permitirá actuar a la institución foral en el espacio físico del parque de bomberos de Garbera y concederá la licencia de actuación a la central unificada.

La obra no supondrá una transformación radical de la sede de Garbera. Modificará lo justo para optimizar el servicio. Ampliará la superficie de la central para dar cabida al personal de coordinación de la Diputación que hoy atienden los avisos desde el palacio foral. Además, proyecta ubicar un despacho para el jefe de guardia junto a la nueva central y habilitar una zona auxiliar de descanso y servicios. Finalmente, se instalarán los equipos necesarios de comunicación e informática para conseguir una central unificada.

Servicio de los años 80

Este puesto compartido de control de los avisos supone, según el alcalde de Donostia, Eneko Goia, «el primero de una serie de pasos conjuntos entre los dos cuerpos de bomberos que busca dotar a todo el territorio de un mejor servicio de extinción de incendios y de emergencias». ¿Por qué en Garbera? Además de ser el mayor parque de bomberos de Gipuzkoa, el alcalde explicó que «este lugar es privilegiado porque desde el punto de vista de ubicación ofrece una capacidad de respuesta muy rápida hacia cualquier lado y en cualquier sentido».

«Las emergencias han cambiado y hacen falta más recursos humanos y técnicos» Imanol Lasa, Diputado foral

«La ubicación es privilegiada porque ofrece una capacidad de respuesta rápida» Eneko Goia, Alcalde de Donostia

Este convenio encaja, por su parte, con el plan foral de modernización de un servicio de emergencias y bomberos que, según el diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, se configuró en los años ochenta. Explicó que desde entonces se han reducido el número de incendios, «pero han surgido nuevas necesidades derivadas de más accidentes de tráfico, demandas del aeropuerto o el Puerto de Pasaia o relacionadas con nuevos materiales de las empresas». Para todo ello «hace falta más recursos humanos y más recursos técnicos, y en ello estamos».

El convenio de colaboración rescata, aunque sea a nivel local, la frase que el diputado foral ha reiterado durante los últimos meses de que «las emergencias no entienden de fronteras». A inicios de julio, la Diputación de Gipuzkoa suscribió con las diputaciones de Bizkaia y Álava un acuerdo para la movilización e intervención de sus efectivos en incendios, salvamentos e incidentes con mercancías peligrosas en las áreas colindantes de los tres territorios. Y en mayo, firmó otro con las administraciones de Navarra, Aragón y el Departamento de Pirineos Atlánticos (CD64) para la puesta en marcha de un proyecto europeo para la colaboración entre los servicios con competencia en materia de emergencia.

5.000 avisos

o llamadas de emergencia reciben al año las centrales de coordinación de bomberos de la Diputación Foral de Gipuzkoa y del Ayuntamiento de Donostia.

Fotos

Vídeos