Gipuzkoa, al completo

El muelle y la zona de la playa de La Concha fueron algunos de los lugares más concurridos en San Sebastián durante la festividad de ayer. / USOZ

La situación en Cataluña ha sumado turistas de última hora a un puente positivo para el sector. El sol protagoniza un día festivo en el que locales y foráneos abarrotaron calles, terrazas e incluso playas

AIENDE S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

Un festivo en jueves y un puente de cuatro días. Una oportunidad de oro para poder realizar una escapada que muchos no han querido perderse. La mayoría busca una opción cercana en kilómetros, a la que poder llegar en pocas horas para aprovechar al máximo las mini-vacaciones. Por eso José y Manuela, vecinos de Zaragoza, decidieron hace unas semanas alejarse durante sus fiestas patronales y pasar unos días en Barcelona. Hasta el martes, que tras escuchar al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su declaración ante el Parlamento catalán, decidieron cancelar la reserva y elegir nuevo destino. No les gusta lo que está pasando.

La agraciada en este cambio de planes ha sido San Sebastián. «Buscamos otro sitio y nos decidimos por éste porque iba a hacer buen tiempo y no lo conocíamos», cuenta la pareja maña. Ellos son un ejemplo de cómo la crisis catalana está afectando al sector turístico. «Llevábamos tiempo dudando sobre si cambiar de planes, y lo que ocurrió el martes nos empujó a decidirnos», afirman. Reconocen que lo han hecho en parte «por miedo, porque está la cosa alborotada», y porque no están de acuerdo con las ideas independentistas.

Desde Cataluña asumen que la situación de «incertidumbre» que se vive en la zona está empezando a repercutir en el flujo turístico. Así lo apuntaban ayer Marisol y Sonia, ambas vecinas de Barcelona que disfrutan también de estos días en Gipuzkoa. «Esa incertidumbre de no saber qué va a pasar va a afectar muchísimo al turismo, a que la gente cambie de destino hasta que las cosas se calmen un poco». Sin embargo, reivindican que «la gente de Cataluña sigue siendo la misma», y esperan que los turistas «lo sigan valorando así».

«Después de escuchar a Puigdemont cambiamos nuestra reserva en Barcelona por Donostia»

«No creo que esté la cosa tan mal en Cataluña como para que a los turistas les cause molestias»

«La gente mayor no quiere ir, les da miedo y con la edad que tienen buscan estar tranquilos»

Y muchos lo hacen. Es el caso de Carlos y Lorena, otra pareja de Zaragoza. «Este verano hemos estado en Cataluña de vacaciones y volveríamos a ir sin problema», afirman. «No hay una guerra ni está la cosa tan mal como para que al que va a hacer turismo le moleste», añaden. Para este puente del Pilar decidieron a última hora reservar unos días en Gipuzkoa. Se alojan en Zarautz, y ayer trataban de pasear por La Concha entre miles de personas, agradecidos por un buen tiempo que no esperaban encontrar. «La pena ha sido no traernos el bañador e ir a la playa como vemos a muchos», se lamentaban.

Cristina y Víctor también están de vacaciones en Donostia. Trabajan en una agencia de viajes en Madrid y saben cuáles han sido los destinos más elegidos para este puente de octubre. «Zaragoza por las fiestas, el sur y el País Vasco». Además, aseguran que especialmente las personas mayores empiezan a rechazar las ofertas de 'packs' para Cataluña. «No quieren ir, te dicen 'quita, quita, con lo que hay allí montado'. Al final es comprensible, les da un poco de miedo y con la edad quieren estar tranquilos», afirma la pareja. Ellos, sin embargo, no cancelarían un viaje planificado a Cataluña por la crisis política. «Hemos estado hace poco, y vimos muchas esteladas y eso, pero no te afecta en nada», señalan.

Los hay incluso que están deseando vivir de primera mano el conflicto catalán. Es el caso de Raúl, un argentino de vacaciones en Gipuzkoa que sigue a través de la televisión lo que está ocurriendo. «Queríamos coger un tren para ir a Barcelona pero estaba todo completo», afirma. «No tendría ningún reparo en ir, sino todo lo contrario. Me hubiese encantado estar allí y conocer el sentir de las personas para poder formarme mi propia opinión».

De momento pasa unos días con su familia en San Sebastián. Su hijo Fernando y su pareja Marijose son de Murcia y han elegido el territorio guipuzcoano para el reencuentro. «A mí la situación de Cataluña no me impediría ir allí de turismo, pero la gente cuando viaja busca una seguridad, y si hay riesgo es respetable que decidan no ir. Al final es cierto que hay un clima de tensión, y no sabes lo que te puedes encontrar», afirman.

Protesta laboral

El día festivo sacó ayer a la calle a miles de personas. Foráneos y locales se mezclaban en las aceras y en las terrazas de los bares, circunstancia que quisieron aprovechar los trabajadores de los hoteles de Gipuzkoa para manifestarse por la mejora de su convenio laboral. La concentración convocada por ELA, CC OO, LAB y UGT, tuvo lugar a las 12.00 horas frente al Hotel de Londres de San Sebastián. En ella reclamaron que se deje de externalizar los servicios, un hecho que aseguran crea una precariedad laboral que afecta a las condiciones y los derechos de los trabajadores.

Más

Fotos

Vídeos