Gipuzkoa estudia con 200 dependientes la fórmula para que puedan vivir en sus casas

Presentación del programa piloto 'Etxean Bizi' de la Diputación de Gipuzkoa. /DV
Presentación del programa piloto 'Etxean Bizi' de la Diputación de Gipuzkoa. / DV

La iniciativa 'Etxean Bizi' ya está en marcha en Elgoibar y se extenderá también a Errenteria y Pasaia

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

La población vasca está cada vez más envejecida. Una tendencia que va a seguir aumentando en los próximos años como apuntan las estimaciones demográficas. Si en el año 2000 había en Gipuzkoa 25.000 personas mayores de 80 años, actualmente esa cifra se ha duplicado. Según datos del Eustat, en 2026 serán 58.000, y en 2031, 68.000, de las cuales el 37% serán mayores dependientes.

Una fotografía de un futuro a corto plazo que obliga a tomar medidas para que la mayor esperanza de vida de las personas vaya acompañada de una vejez de calidad. En busca de ese objetivo, la Diputación de Gipuzkoa ha puesto en marcha el programa Etxean Bizi, dirigido a personas mayores en situación de dependencia, para que puedan seguir viviendo en sus casas gracias a una atención sociosanitaria que esté garantizada.

El proyecto, que ha sido presentado por el diputado general, Markel Olano, echará pronto a andar en forma de prueba piloto en Elgoibar, Errenteria y Pasaia en la que participarán un total de 200 personas. Olano ha declarado que el 80% de las personas mayores de Gipuzkoa «quiere seguir viviendo en sus casas, aun cuando necesitan ayuda». Por ello, ha asegurado, «hemos ideado este programa que reformula el modelo de apoyos y atenciones a las personas en situación de fragilidad y dependencia que desean dicha opción, dentro del modelo guipuzcoano de atención».

‘Etxean Bizi’ se llevará a cabo durante un año en las tres localidades mencionadas entre 200 personas catalogadas con un grado II de dependencia, ancianos que requieren de apoyo para realizar actividades básicas en su vida diaria, y que reciben casi todos ayuda a domicilio o económica, o ambas. «Se trata de un estadio grave que inmoviliza a muchas personas y que incluye a aquellos que sufren un deterioro cognitivo grave», ha señalado Mayte Sancho, directora de planificación de Matia Fundazioa, entidad que presta apoyo a este programa. Entre los participantes, 100 formarán parte del «grupo experimental» que recibirán «una mayor atención, que será de tipo social, sanitaria, de acción voluntaria, del entorno comunitario y familiar». La otra mitad integrará el «grupo de control», que se mantendrán con las prestaciones que reciben actualmente.

A través de un asistente social municipal se realizará un seguimiento de cada caso para hacer una valoración de las necesidades de las personas, y de acuerdo con ella se elaborará un plan para poderle prestar unos servicios que mejoren su situación.

El objetivo es realizar una evaluación de las necesidades que existen en cada municipio, para dar «una respuesta y unos servicios» que se definirá con las administraciones locales, los sistemas de salud y los agentes del tercer sector, para que las personas mayores que lo deseen puedan seguir viviendo en sus casas a pesar nivel de dependencia. «No todas lo van a conseguir, porque hay casos en los que es posible, pero muchos de ellos tienen un margen de intervención muy interesante», ha señalado Sancho.

Un programa «sostenible»

El diputado general ha afirmado que ‘Etxean Bizi’, programa integrado en la iniciativa foral ‘Etorkizuna Eraikiz’ y que cuenta con el respaldo del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, «contribuye a trabajar por un modelo guipuzcoano» de atención a los mayores, y añadió que es un proyecto «sostenible, también desde el punto de vista económico». La Universidad de Deusto participará en el estudio de costes para analizar «la sostenibilidad de este modelo».

Olano ha recordado que 38 municipios de Gipuzkoa cuentan con una población de más de 65 años que supera el 20% del total, entre ellas Donostia, Irun, Eibar o Errenteria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos