Gipuzkoa gana población joven y duplica la extranjera

Gipuzkoa gana población joven y duplica la extranjera

El porcentaje de habitantes de 20 a 65 años baja por primera vez del 60%. En la última década han aumentado de 36.000 a 65.000 los residentes procedentes de otros países, la mayoría de América, Europa del Este y la zona del Magreb

AMAIA CHICOSAN SEBASTIÁN.

La última radiografía sobre la población en Gipuzkoa muestra algún pequeño síntoma esperanzador. El territorio registra el dato más alto de habitantes hasta 19 años de la última década. 137.427 niños y jóvenes que representan el futuro de un territorio que, por el otro extremo, sigue sumando años y tiene que dedicar ímprobos esfuerzos personales y económicos a atender el reto del envejecimiento poblacional. En realidad, ambos grupos de edad, el de los más jóvenes y el de los más mayores, han experimentado un incremento paulatino en los últimos años mientras retrocede el intermedio, el de las personas de entre 19 y 65 años, que son las que en realidad sostienen el sistema y que por primera vez suponen menos del 60%.

La explicación a esta evolución es conocida. Por un lado, la llegada de población extranjera -30.000 en diez años- se ha demostrado clave para que la tasa de natalidad no se desplome y Gipuzkoa haya repuntado el descenso en la población más joven que registró hasta hace una década. Y por otro, la longevidad cada vez mayor, sobre todo entre las mujeres, lleva por ejemplo este año al territorio a ostentar su récord de personas centenarias, un total de 346 personas, 30 más que el año pasado.

Un análisis detallado de los datos permite extraer varios titulares. Uno de los más significativos es que Gipuzkoa cuenta en 2017 con la mayor población de entre 0 y 19 años de los últimos quince, y que el porcentaje que ese grupo de edad representa sobre el total es de un 19%, un ratio que se mantiene estable desde 2012. Aunque el Eustat no llega a desglosar la procedencia de esa franja poblacional, hay una tendencia que también sigue al alza en el territorio y que está detrás de ese ligero rejuvenecimiento: la llegada de migrantes que no solo estimulan las estadísticas de nacimientos sino que ayudan a que el territorio también gane habitantes. El último año, unas 2.000, la mitad del crecimiento registrado en toda la Comunidad Autónoma Vasca.

Ese dato sitúa a Gipuzkoa con una población de 712.801 personas, el máximo alcanzado en la progresiva evolución experimentada a lo largo de este siglo, según el último periodo comparado por el Eustat. Y de ese total, 512.175 son personas nacidas en Gipuzkoa y 65.686 procedentes de otro país. En la evolución de uno y otro dato respecto a los que se manejaban en 2016 se explican las razones del incremento general de habitantes en el territorio. Gipuzkoa cuenta con 963 habitantes más nacidos aquí, y con 2.575 más nacidos en el extranjero. Pero para que cuadre el cómputo global, a esa suma hay que descontar las 1.500 personas menos, nacidas en otras provincias españolas, que este año hay empadronadas en municipios guipuzcoanos.

El incremento de población de origen extranjero sigue un ritmo constante pero más pausado que el de principios de siglo. En la última década, desde 2007 a 2017, la población extranjera ha pasado de 36.789 personas a 65.686, casi el doble. Pero es que desde 2001 a 2007, en seis años, se incrementó un 140%.

Las zonas de origen más comunes siguen siendo los países del Este de Europa, el Magreb y América latina. Aunque hay que precisar que con origen en el otro lado del Atlántico ya habitan en Gipuzkoa más personas procedentes de América central y del Norte (registrado por el Eustat como Resto de América) que de los países del Sur del continente. Desde 2013, debido en buena parte a la crisis económica en Euskadi, ha descendido el número de habitantes de países como Ecuador o Bolivia -dos de las comunidades más numerosas- porque muchos decidieron regresar a su país ante la falta de trabajo, lo que frenó también la llegada de nuevos migrantes.

La procedencia de la población extranjera varía en función de los flujos migratorios mundiales, y en ese sentido, la estadística refleja el alza por ejemplo de personas procedentes de países del África subsahariana, aunque en realidad siguen siendo el grupo de población extranjera menos abultado en Gipuzkoa, apenas superan los 3.000. El territorio cuenta con más de 9.000 personas nacidas en el Este de Europa -se mantiene estable en los últimos años-, otras tantas del Magreb -al alza- y unas 18.000 procedentes de América, tanto del Sur, como central y del Norte. En cambio, se contiene y baja un poco la llegada de otros europeos de la Unión y de población procedente de Asia.

Invertir la pirámide

En el otro lado de la pirámide de población que marca la demografía en el territorio se encuentran los mayores de 65 años. Un grupo de edad que asciende a 153.878 personas, según el último recuento, y que supone ya el 22% de los habitantes del territorio. Un récord tanto en números absolutos como en porcentaje que evidencia que hace falta mucha más gente joven para invertir el sentido de esa pirámide en un futuro a medio o largo plazo.

Pero lo llamativo en los últimos años, no es solo el número de personas que superan la edad de jubilación, sino la cantidad de habitantes que llegan a edades más que longevas y superan con creces los 90 y los 100 años. Este 2017 es de hecho el año en el que más personas centenarias hay en Gipuzkoa, un total de 346, según la estadística. Treinta más que las que superaron el siglo en 2016, y menos probablemente de las que lo harán el próximo año. Porque ahora hay 206 personas con 99 años que podrían alcanzar el siglo de vida en unos meses.

Quienes más opciones tienen de hacerlo son las mujeres, que suponen el 76,8% de los centenarios (266). Y mujeres son también las que ostentan ahora el techo de edad en Gipuzkoa: la única mujer que ha cumplido en 2017 los 109 años, a la que sigue otra nacida en 1910 y que logró soplar 107 velas. El récord de longevidad en Gipuzkoa en los últimos años, no obstante, se registró en 2007, cuando una mujer llegó hasta los 111 años de edad. Un caso extraordinario pero que cada vez tiene más candidatos, o candidatas, a repetirlo.

346 personas centenarias

-
Es el número de habitantes de Gipuzkoa que en 2017 ha superado el siglo de vida, 30 más que en 2016. En concreto, son 266 mujeres nacidas en 1917 y 80 hombres. La persona más longeva del territorio este año es una mujer, nacida en 1908, que ha soplado 109 velas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos