Gipuzkoa aprueba un código ético para todos los empleados públicos

Gipuzkoa aprueba un código ético para todos los empleados públicos

Las nuevas normas describen los valores éticos y las normas de conducta que deben observar todos los funcionarios de la Diputación

EFE

La Diputación de Gipuzkoa ha aprobado un código ético y de buena gestión "de obligado cumplimiento" para todos los empleados públicos de la institución foral.

Este código, que se incluye en el Sistema de Integridad Institucional de la Diputación, se suma al que se aprobó el año pasado aplicable a los altos cargos forales.

En esta ocasión, las nuevas normas describen los valores éticos y las normas de conducta que deben observar todos los funcionarios de la Diputación, por una parte, y una serie de principios de eficiencia y buena gestión en su actuación profesional, por otra.

El código regula aspectos como los conflictos de intereses, las interferencias externas en la toma de decisiones, la justificación de las propuestas de resolución, el uso de información sensible, la recepción de regalos o ventajas, el uso de los medios y recursos públicos, la objetividad en la contratación pública y en la tramitación de subvenciones, entre otros aspectos, ha informado la Diputación en un comunicado.

Respecto a los principios de buena gestión, los funcionarios deberán cumplir una serie de normas relacionadas con la transparencia, la simplificación de los procedimientos, el uso del euskera, la reducción de los tiempos de respuesta de solicitudes de los ciudadanos y la reutilización de la información pública, entre otros aspectos.

También deberán colaborar en los procesos de gestión del conocimiento que está poniendo en marcha la Diputación en los próximos años como consecuencia del envejecimiento de la plantilla y en la transferencia de conocimiento y destrezas a los nuevos empleados públicos que ocupen los puestos estratégicos de funcionarios que se jubilen.

"Los representantes políticos debemos dar ejemplo, porque nuestros actos nos definen, pero construir una Gipuzkoa ejemplar y basada en valores es tarea de todos, por lo que vamos a seguir extendiendo esta forma de gestionar a través de nuevos códigos, que están siendo reconocidos como referenciales por otras instituciones e incluso a nivel internacional", ha señalado Lasa.

Además de este código, la Diputación pondrá en marcha en breve otro dirigido a entidades que reciben subvenciones del ente foral.

La Comisión Ética Institucional, formada por cinco miembros, tres de los cuales son ajenos a la Diputación, será la encargada de dirimir las cuestiones éticas que se planteen, las consultas y problemas que puedan suscitar las nuevas normas aprobadas.

Fotos

Vídeos