La alerta amarilla por olas en Gipuzkoa obliga a cerrar el Paseo Nuevo donostiarra a vehículos hasta el sábado

Se esperan olas de hasta 4 metros y nieve a los 700-800 metros la tarde noche de hoy

SONIA ARRIETA

El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha activado para hoy, jueves, y el viernes sendos avisos amarillos por riesgo marítimo para la navegación y por nieve en el interior. El de nieve se mantendrá hasta el sábado. Protección Civil de San Sebastián ha informa este miércoles de que el Paseo Nuevo permanecerá cerrado a vehículos hoy y el viernes.

El aviso amarillo en las dos primeras millas se ha activado a las 06.00 horas de esta mañana, ya que se prevén olas que podrían alcanzar los 4 metros. Por nieve, comenzará a las 18.00 horas con una cota que se espera se sitúe en torno a los 1.300 o 1.500 metros al mediodía y a los 700-800 por la tarde noche.

Se prevén precipitaciones débiles o moderadas, más abundantes y frecuentes en la vertiente cantábrica y en las horas centrales del día. Los espesores que se podrían acumular son de entre 5 y 10 centímetros a los 1.000 metros de altitud y hasta 1 a los 600.

Mañana viernes el aviso amarillo para la navegación en las dos primeras millas se mantendrá durante toda la jornada, con la previsión de que las olas alcancen los 4 metros. También durante todo el día estará activo un aviso de este nivel por nieve, ya que durante la primera mitad de la jornada la cota se situará entre los 600 y 700 metros, aunque subirá a los 700-800 en la segunda mitad. En áreas de tormenta y en el este de la comunidad la cota podría ser localmente más baja y se podrían acumular entre 10 y 30 centímetros de espesor a 1.00 metros y hasta 5 a los 600 metros.

Un frente frío

Euskalmet pronostica a partir de hoy y hasta el sábado heladas débiles en zonas de montaña. Para la primera mitad del día 27 la cota de nieve podría mantenerse por debajo de los 1.000 metros, en torno a los 700-900, aunque por la tarde ya podría ascender hasta los 1.200. Su previsión es que el jueves volverán las precipitaciones. Añade que llegará un frente frío a primeras horas y el tiempo cambiará. Las precipitaciones serán abundantes, el viento se fijará del oeste-noroeste y llegará el frío, que provocará un descenso de la cota de nieve que por la tarde-noche se podría situar en torno a los 700-800 metros. Además, no se descartan tormentas y granizadas por la noche y que en áreas de tormenta la cota baje algo más. Las temperaturas máximas las esperamos de madrugada con el viento todavía de componente sur.

El viernes, ambiente invernal. Las temperaturas máximas apenas alcanzarán los 9-10 ºC en el mejor de los casos y los chubascos se sucederán durante toda la jornada, siendo más frecuentes en la vertiente cantábrica. A todo esto habrá que sumarle la probabilidad de tormentas y granizo y una cota de nieve que se situará de madrugada cerca de los 600-700 metros y que durante el resto del día andará cerca de los 700-800 metros. No obstante, localmente podría bajar algo más en el este y en áreas de tormenta. Viento del noroeste, intenso en la costa y el Valle del Ebro.

El sábado, seguiremos con las precipitaciones. Afectarán de nuevo en mayor medida a la vertiente cantábrica y especialmente al oeste, aunque serán más débiles. Se esperan sobre todo durante la primera mitad del día, mientras que durante la tarde irán remitiendo de este a oeste. Las temperaturas apenas variarán y la cota de nieve rondará durante la primera mitad del día los 800-900 metros. A últimas horas se podrían producir heladas debido a que en algunos puntos comenzará a despejar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos