Cierra por falta de alumnos el instituto Bidebieta en Donostia

El instituto Bidebieta, ubicado en la calle Serapio Múgica del barrio del que tomó su nombre./S.SANTOS
El instituto Bidebieta, ubicado en la calle Serapio Múgica del barrio del que tomó su nombre. / S.SANTOS

El Gobierno Vasco clausurará el centro dentro de dos cursos y los alumnos que queden podrán seguir sus estudios en Altza o Zubiri-Manteo

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

El Instituto Bidebieta de San Sebastián desaparecerá en un plazo de dos años. Concretamente, en el curso 2019-2020 ya no abrirá sus puertas, al menos como espacio docente. El Departamento de Educación tiene previsto cerrar este centro público de Educación Secundaria Obligatoria y Bachiller ante el importante descenso de matriculaciones que se está dando en los últimos años y que ha dejado varias aulas prácticamente vacías.

Tras el cierre, los alumnos podrán continuar sus estudios, siempre que lo deseen, en los dos institutos públicos más cercanos, el de Altza y el Zubiri-Manteo en Sagüés, donde tienen la plaza garantizada. Representantes de Educación del Gobierno Vasco mantuvieron ayer por la tarde una reunión con los padres de los alumnos, en la que se les informó sobre los planes del departamento, se les explicaron las razones que han llevado a tomar la decisión y se les orientó sobre las posibles alternativas.

No se prevén complicaciones para los profesores que quieran reubicarse, porque en ese periodo de tiempo habrá bastantes docentes de la enseñanza pública que se jubilarán ese curso.

Los números cantan. Este año no ha habido ninguna matrícula en el primer curso de la ESO en el modelo B. En segundo están matriculados 19 jóvenes, 25 en tercero y 12 en cuarto. En cuanto a Bachiller, 14 estudiantes se han matriculado este año en primero y a segundo asisten 29 alumnos. Respecto al modelo D, para este curso 2017-2018, doce estudiantes se han matriculado en primero de la ESO y los restantes cursos de la Educación Secundaria cuentan con 12, 20 y 6 alumnos, respectivamente. En Bachiller, las cifras son similares al otro modelo, 10 estudiantes en primero y 31 en segundo. En total, en la actualidad el centro cuenta con 180 matrículas, 106 en la ESO y 74 en Bachiller.

Para que el cierre no sea ni traumático ni drástico, Educación no ofrecerá plazas de prematrículas en primero de ninguno de los dos ciclos para el próximo curso 2018-2019. Tampoco lo hará, lógicamente, en el 2019-2020. De esta manera, el año de la clausura solo quedarán en tercero los alumnos que este año hayan empezado la ESO y los que en la actualidad están cursando segundo, mientras que Bachiller tendrá sus clases vacías. Así serán alrededor de 40 estudiantes los que habrá que reubicar, unos 30 en cuarto de la ESO y 10 en tercero. No se puede dar una cifra exacta porque hay que contemplar la posibilidad de que haya alumnos que repitan, que opten por una Formación Profesional Básica o que abandonen el centro antes.

Llamada de la dirección

Aunque ha sido el Departamento vasco de Educación quien ha tomado la decisión, fue la dirección del instituto quien trasladó sus dudas sobre la viabilidad futura del proyecto ante la disminución del alumnado. Son conscientes de que el centro no puede funcionar con tan pocos estudiantes.

A pesar de que la razón del cierre es la falta de matrículas, no hay una causa concreta que haya llevado a esta situación, a parte de que los estudiantes del barrio optan por otras alternativas educativas cercanas. Sí es cierto que un factor bastante determinante ha sido que el curso pasado, después de veinte años de reivindicaciones, Pasaia contó por primera vez con una ESO pública, concretamente Karmengo Ama Ikastetxea en Trintxepe, ofreciendo el itinerario completo, de 2 a 16 años. Hasta entonces, la alternativa más cercana que tenían los estudiantes del municipio era acudir a Bidebieta, si sus familias querían optar por la enseñanza pública.

Antes de que se tomará la decisión del futuro cierre, Educación tenía previsto realizar una serie de obras en el edificio y su entorno. En sus planes se encontraba crear una pista deportiva cubierta de 1.000 metros cuadrados, reformar el interior, así como mejorar la urbanización exterior del instituto y aplicar cambios para el cumplimiento de las actuales normativas de evacuación, incendios y accesibilidad. En total, el importe de las obras rondaba los 2 millones de euros. Como es lógico, esos planes han quedado paralizados de forma permanente.

Inaugurado en 1976

El Instituto Bidebieta, ubicado en la calle Serapio Múgica del barrio del que tomó su nombre, se fundó en 1976, cuando los niños nacidos en el baby boom de mediados de los 60 demandaban más plazas educativas y cuando la zona estaba en plena expansión.

Oferta ESO y Bachiller con dos itinerarios en Ciencias de la Naturaleza y Salud (Científico-técnico y Biosanitario) y otros dos en Humanidades y Ciencias Sociales (Humanidades y Ciencias Sociales). El Instituto ha creado su propio material didáctico en forma de libro electrónico como apoyo a las enseñanzas de los profesores. Además tiene servicio de biblioteca y ordenadores, y de comedor, gestionado por Auzolan.

Entre las actividades que han realizado sus alumnos desde el inicio de este curso se encuentra la participación al Top@Dipc Zientziarekin Jolasean! -el encuentro científico que organiza Donostia International Physics Center, donde conocieron al premio Nobel Albert Fert-, el encuentro de Vidas Científicas en Eureka! Zientzia Museoa y una visita a la Escuela de Música. Desde su inauguración, el instituto ha desarrollado una clara apuesta por temas medioambientales y solidarios.

LAS CIFRAS

180
matrículas
180
son con las que cuenta en la actualidad el Instituto Bidebieta de San Sebastián, 106 en la ESO y 74 en Bachiller.
40
estudiantes
40
serán reubicados, aunque no es una cifra exacta ya que hay que contemplar la posibilidad de que haya repetidores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos