«La Ley de Garantías no se va de vacaciones en esta época»

G. L. SAN SEBASTIÁN.

La Asociación de Personas Consumidoras y Usuarias vasca EKA/ACUV celebró ayer que, «como ya ocurrió en las pasadas rebajas de enero, los comerciantes vascos hayan decidido mantener las rebajas tradicionales pese a la sentencia del Tribunal Constitucional y el decreto del Gobierno de Madrid de liberalización total de las rebajas y de ampliación de la flexibilización de los horarios comerciales». Y junto a su mensaje de apoyo al sector del comercio de proximidad, transmitió sus consejos para «una compra provechosa» en el periodo de rebajas.

El primer paso para aprovechar adecuadamente la temporada de rebajas es, según la asociación, «fijarse un presupuesto máximo y hacer una lista de compras». Lo que vulgarmente se conoce como evitar el picoteo caprichoso. A partir de ahí, advierte de que los grandes porcentajes de descuento que se anuncian en los carteles no siempre se aplican a todos los productos del comercio. Así pues, «debemos fijarnos bien en la etiqueta del producto que nos interese, que deberá mostrar el precio rebajado y el precio anterior, o el porcentaje de descuento aplicado».

Dentro del criterio de prudencia y en un intento de que la emoción de la compra no elimine ciertos derechos, la asociación señala que «la Ley de Garantías no se va de vacaciones durante las rebajas». Explica así que también en este periodo los productos nuevos tienen una garantía de dos años y los de segunda mano, de un año. Recuerda que «la garantía por escrito o en soporte duradero es obligatoria para los bienes de naturaleza duradera: electrodomésticos, herramientas, muebles, juguetes, instrumentos».

Consumidores y usuarios instan a la ciudadanía a «coger y guardar el ticket o justificante de la compra realizada para poder reclamar en caso de que el producto presente defectos o no funcione correctamente».

Fotos

Vídeos