Galarreta se suma a la ruta del verano

Barrenetxea IV da instrucciones a varios visitantes en el frontón Galarreta de Hernani.
Barrenetxea IV da instrucciones a varios visitantes en el frontón Galarreta de Hernani. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Turistas y curiosos se acercan hasta el frontón de Hernani para conocer más de cerca el remonte. El Jai Alai ofrece visitas guiadas sobre esta modalidad de la pelota los jueves y sábados de todo el año, y en agosto también los martes

PAULA DÍAZSAN SEBASTIAN.

El remonte. Es la modalidad de pelota en la que se juega con una cesta curva y alargada sujeta a la mano derecha, y que consiste en lanzar la pelota contra el frontis desde el 12 y medio y que esta bote entre el 4 y el 7. Si se queda corta, es mala. Si se pasa, se repite el saque. Se puede jugar por parejas (delantero y zaguero), que es lo más habitual, pero también uno contra uno. En este caso, la pelota debería botar entre el 4 y el 6 y medio. Dura como una piedra, suele ir a una velocidad de 150-210 kilómetros por hora. Y los remontistas solo llevan un casco como protección.

Jaume y Sandra, una pareja barcelonesa, y sus dos hijos, habían oído hablar de esta disciplina y tenían curiosidad por ver algún partido. Como se habían acercado hasta San Sebastián para disfrutar de las vacaciones, aprovecharon la ocasión para cumplir ese deseo. «Sobre todo para los días así, nublados, es una buena opción, así que me metí en internet para enterarme de cuándo había alguno por aquí», cuenta el cabeza de familia. En cuanto lo buscó en Google, vio que en el frontón Galarreta de Hernani, uno de los más largos del País Vasco (54 metros), había partidos un par de veces por semana. Pero se llevó una agradable sorpresa cuando encontró que, además, se ofrecen visitas guiadas en las que enseñan al visitante todos los secretos de esta modalidad.

En estas visitas, que se ofrecen desde hace poco más de un año, suelen atender a muchos extranjeros, sobre todo franceses, ingleses y americanos, además de curiosos de otros puntos del Estado. También acuden visitantes de toda Gipuzkoa que desean conocer un poco más a fondo esta modalidad de pelota. «Solemos tener, además -comenta Endika Barrenetxea ('Barrenetxea IV', porque es el cuarto remontista de su familia), el guía-, bastantes despedidas de solteros». Una idea de lo más original. «Les contamos todo lo que necesitan saber sobre esta disciplina y les invitamos a que prueben a pelotear un rato», explica Xabi González, gerente de Galarreta. «A las mujeres se les suele dar mejor, pillan antes el juego de muñeca», admite entre risas.

Programación

La visita comienza con una breve introducción en la que se explican las reglas del juego. Luego, toca bajar al frontón, momento en el que el visitante se da realmente cuenta de las dimensiones del recinto deportivo. Antes de comenzar a pelotear, Endika enseña todos los detalles. Conocen de primera mano cómo y de qué material están hechas las pelotas. Y lo mismo con las cestas, ya que la de los zagueros y los delanteros nada tienen que ver. Después ya se puede dar trabajo al brazo. Primero, se lanza la pelota sin cesta, para que los 'alumnos' puedan apreciar la diferencia. Luego ya se enfundan la cesta. «La gente suele aguantar unos diez minutos con ella puesta, porque hay que estrangular la muñeca para que no se resbale», afirma el remontista. «Yo aguanto unas tres horas, pero porque ya estoy muy acostumbrado».

La segunda parte de la visita consiste en adentrarse en la parte no visible del frontón: la cestería, el taller donde se fabrican las cestas. Un trabajo de mucha paciencia y dedicación. Cada una necesita nada menos que de una semana de trabajo. Y ya por último, se vuelve a bajar a la zona de las gradas, donde Gonzálezpone el foco de atención en el papel de los corredores de apuestas. Aquí este asunto funciona de manera algo particular y «a la gente le suele costar un poco pillarlo», por lo que también se aseguran de que sepan cómo hacerlo, aunque «no incitamos», bromean. Normalmente, la apuesta mínima son cien euros, pero hace poco pusieron la opción de apostar diez. «Sobre todo por los que no saben muy bien cómo funciona el juego, para que tengan la opción de participar sin dejarse un dineral. Al final, apostando le das más 'vidilla' al partido. Estás más atento, más nervioso y te lo pasas mejor».

Los años dorados

Cuentan que hace unos años, en la 'buena época' -se le ponen los ojos brillantes a González-, había partidos todos los días y las gradas siempre se llenaban. Se hacían apuestas de «enormes cantidades de dinero. Hablamos de hasta 13.000 euros», dice Barrenetxea IV, «¡o más!», apostilla Xabi. Ahora se sigue apostando bastante, pero nada que ver. Además ya no hay tanto público. «Antes se podía vivir, y se vivía, del remonte. Los pelotaris cobraban hasta 2.500 euros por partido ganaran o perdieran, porque el espectáculo dependía de ellos. Ahora, todos trabajan o estudian. Sí que tienen un sueldo, pero es mucho menor, no pueden vivir solo de esto porque no hay tanto público», lamenta González.

Con estas visitas, tratan de impulsar y dar a conocer esta disciplina que poco a poco ha ido perdiendo popularidad. Al fin y al cabo, es una parte importante de la cultura vasca, junto con otras modalidades de pelota. Las visitas guiadas -30 personas máximo- se realizan los jueves y los sábados durante todo el año, y en agosto también los martes, a partir de las 15.00 horas, antes de los partidos. El precio por la visita guiada más 3 horas para ver los partidos de después es de 18 euros para los jóvenes de entre 18 y 24 años, 35 euros para los adultos. Los niños tienen entrada gratuita. Para todos aquellos que tengan interés en adentrarse un paso más en el deporte tradicional vasco, es una experiencia obligada.

Los datos

Dónde
frontón Galarreta Jai Alai (Hernani).
Cuándo
los jueves y sábados durante todo el año. En agosto, también los martes.
Precio
niños gratis. Jóvenes de 18 a 24 años, 18 euros. Adultos, 35 euros.

Fotos

Vídeos