El futuro de los fogones ya está aquí

Joseba Amondarain (Diputación Foral de Gipuzkoa), Enrique Ramos (Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián), Mikel Ubarrechena (Hostelería Gipuzkoa), Asier Arrese (Hazi) e Iñigo Clemente (Basque Culinary Center), promotores del evento, posan con los ganadores de las diferentes categorías. / :: NAGORE IRAOLA

Los Premios Talento Gastro 2018 corroboran que el relevo generacional en Gipuzkoa está asegurado | El Hotel María Cristina acogió una gala que plasmó la buena sintonía existente entre el presente y futuro de nuestros cocineros

I. BELASTEGUI/U. LENIZSAN SEBASTIÁN.

Los Premios Talento Gastro 2018 vivieron ayer en el Hotel María Cristina su primera edición. En los asistentes quedó la sensación de que la de ayer fue una jornada histórica, el germen de un evento que tendrá su continuidad y, sobre todo, la plasmación de la buena sintonía reinante entre el presente y futuro del mundo de los fogones en Gipuzkoa.

Y es que ayer el Hotel María Cristina acogió un evento que reunió a algunos de los grandes cocineros del territorio de los últimos años, como es el caso de Martín Berasategui, Elena Arzak o Karlos Arguiñano, entre otros tantos presentes ayer, pero también de otros muchos profesionales de la sala, la parrilla, los fogones o la coctelería. Fue, en definitiva, la constatación de que el relevo generacional en Gipuzkoa está más que asegurado.

Y, además, dejó la sensación de ser el inicio de algo muy importante, tal y como confirmó Iñigo Iribarnegaray, director general de Gastronomía en Grupo Vocento: «La gastronomía está en el ADN de los guipuzcoanos y muchos de quienes están hoy aquí serán quienes defiendan la posición de nuestro territorio a medio plazo en ese terreno», afirmó. Iribarnegaray adelantó también que la intención del grupo es organizar premios de este tipo en todos los territorios en los que Vocento tiene presencia y celebrar la fase final en la edición de San Sebastián Gastronomika de 2019.

Espectacular menú

La fiesta fue redonda gracias al fenomenal hacer de los profesionales del hotel que dirige Ned Capeleris, comandados por el chef Jesús Caballero y el chef pastelero Daniel Luque. Los parrilleros Ander Esarte (Txuleta) y Aitor Manterola (Patxiku-Enea) bordaron el trabajo en la brasa.

Durante el cóctel, servido en el lobby del hotel, fueron protagonistas las croquetas y el jamón Carrasco Guijuelo cortado a cuchillo. Entre las bebidas, destacó una firma tan nuestra como es el txakoli Txomin Etxaniz.

Los finalistas

Cocinero
Iñigo Peña (Narru), Rebeca Barainca (Galerna) y Asier Alcalde (Laia).
Sommelier
Ciro Carro (Akelarre), Valentina Litman (M. Berasategui) y Guillermo Cruz (Mugaritz).
Atención en Sala
Naroa Villegrand (Asador San Martín), José Borrella (Martín Berasategui) y Rodrigo Retón (Bailara).
Repostero
Pili Carbonell (Mal-korra), David Martín (Oiartzun) y Joseba Arguiñano (JA).
Parrillero
Xabier Gorrotxategi (Casa Julián), Joseba Odriozola (Araneta) y Xabier Ruiz (Casa Nicolás).
Tratamiento del Producto Vasco
Jon Couso y Aitor Amutxastegi (Arraunlari Berri), Andoni Txintxilla (Beheko Plaza) y Juan Carlos Ferrando (Villa Magalean).
Coctelero
Beatriz Pitti (Ame-tzagaña) y Romina Ríos (Lavie).
Barra de Pintxos
Mikel Muñoz (Gran Sol), Ander Bretón (Iturrioz) y Paul Arrillaga (Zazpi).

Ese momento, el del aperitivo, fue el de los reencuentros, los abrazos y las confidencias entre los profesionales de la gastronomía, representantes de las instituciones y las firmas comerciales y otros invitados al evento.

Ya en la mesa, no faltó el AOVE ecológico Casa Hierro. Los comensales pudieron probar el bacalao a la llama con crema de pan y choricero, la txuleta de Guikar y el cremoso de chocolate con avellana y café.

La selección de la bodega fue muy acertada: Txakoli Txomin Etxaniz y los Pago de Cirsus Chardonnay 2017, Rosé Gran Cuvée Especial 2017 y Selección de Familia 2013; y el Champagne Mumm Cordon Rouge. Para el café, la marca escogida fue Baqué.

Proyección internacional

Tras el almuerzo, llegó el momento de los discursos de los promotores y la entrega de premios. Enrique Ramos, en representación del Ayuntamiento de Donostia, quiso enfatizar durante su intervención en la importancia de la gastronomía «para la proyección internacional de la ciudad. Hoy en día se nos conoce en sitios donde antes era impensable. Pero en un momento de éxito turístico no podemos dejarnos llevar y es importante apoyar a todas aquellas personas que hacen bien las cosas».

Joseba Amondarain, jefe de servicio de Innovación de la Diputación Foral de Gipuzkoa, afirmó que «debemos escuchar y proponer. El futuro debemos contruirlo entre todas y todos. Eso es Etorkizuna Eraikiz. La realidad, la metáfora y la analogía sois vosotros, el sector de la gastronomía. Aquí hay talento», subrayó.

Asier Arrese, en representación de HAZI y el Gobierno vasco, incidió en que «en distintos eslabones, el relevo generacional es un reto que todos tenemos muy presente y muy vinculado al emprendimiento. Como país debemos potenciar y valorar el talento de la gastronomía».

Tras estos discursos, llegaron los premios. Nora Sagarzazu fue la encargada de invitar al escenario a los distintos patrocinadores que abrieron cada uno de los sobres en los que estaba el veredicto de un jurado formado por once personas expertas en la materia: Elena Arzak, Aizpea Oihaneder, Martín Berasategui, Guille Viglione, David de Jorge, Oraitz García, Iñigo Iribarnegaray, Iñigo Clemente, Kino Martínez, Javier Yurrita e Isabel Cortadi.

Con cada uno de los premios se sucedieron los abrazos, las sonrisas, los agradecimientos... El propio Martín Berasategui, por ejemplo, se mostró emocionado por ver cómo su jefe de sala y futuro yerno, José Manuel Borrella, y su sommelier, Valentina Litman, se llevaban los galardones y, a su vez, se acordaban de él. Karlos Arguiñano, rodeado de sus familiares fue, como tantas otras veces, uno de los perejiles de la fiesta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos