Un frente frío castiga Euskadi con fuertes lluvias y un desplome de las temperaturas

Seguridad activa hoy y mañana la alerta por precipitaciones en Gipuzkoa y Bizkaia

J. L. OSAN SEBASTIÁN.

Aquellos que esperaban estirar el verano este fin de semana con algún plan al aire libre en Euskadi deberán pensárselo dos veces. Y blindarse con ropa de abrigo, paraguas y calzado adecuado. Si pretenden esquivar el mal tiempo desplazándose a una comunidad limítrofe también se enfrentarán a una meteorología cruda, más que otoñal. El culpable es un frente frío que barrerá la cornisa cantábrica hasta alcanzar Navarra e introducirse en los Pirineos. Esta borrasca no es broma. El Departamento vasco de Seguridad ha activado el aviso amarillo desde las seis de la mañana de hoy hasta las doce del mediodía de mañana en Gipuzkoa y Bizkaia debido a que las lluvias podrían superar los 15 litros por metro cuadrado en una hora, especialmente en el litoral. La alerta incluye a la navegación en las dos primeras millas hasta la medianoche del domingo por olas de dos metros. La inestabilidad se prolongará al menos hasta mediados de la próxima semana, con un desplome generalizado de las temperaturas, que rondarán los 15-18 grados.

Todas las previsiones coinciden en este panorama. Desde Euskalmet hacen un pronóstico para hoy más que claro: «Con el paso del frente frío cambiará completamente la situación. Durante la mañana dejará lluvia en cualquier punto del territorio». Por si fuera poco, el viento, del noroeste, «será molesto», detallan en la agencia vasca de meteorología. Las temperaturas máximas bajarán de forma notable y se quedarán tanto en Álava, como en Gipuzkoa y Bizkaia por debajo de los 20 grados.

15
grados será la temperatura media
Para estos días en Euskadi
La mínima se prevé alcanzar en Vitoria, con 9 grados, aunque en Donostia será también fresca, de 14 grados. La máxima se quedará ya hoy por debajo de los 20 grados en las zonas costeras, algo menos en el interior.

Mañana, más de lo mismo. Las precipitaciones podrán ser localmente fuertes. Las nubes volverán a dejar chubascos, más frecuentes y abundantes en la mitad norte, especialmente durante la mañana. Por la tarde las lluvias serán más intermitentes. «En el interior tendremos un tiempo más tranquilo, con algunos claros por la tarde», recuerdan desde Euskalmet. Respecto a las temperaturas, pese a que se recuperarán levemente, habrá diferencias patentes entre los tres territorios. En Vitoria está pronosticado que el termómetro llegue a bajar hasta los 9 grados, frente a los 14 de Bilbao o San Sebastián.

Tiempo revuelto

El arranque de la próxima semana vendrá también marcado por la inestabilidad, aunque para entonces el frente frío habrá levantado parte de su presión sobre la comunidad autónoma. Tanto Euskalmet como Aemet pronostican que los vascos se despertarán el lunes con el cielo encapotado, con precipitaciones moderadas. El viento, eso sí, seguirá siendo protagonista, con rachas «fuertes y algunas muy fuertes en el litoral». Las temperaturas máximas subirán tímidamente, para rondar los 20-21 grados.

Aunque las previsiones a más días vista pierden fiabilidad, los marcadores meteorológicos apuntan a un tiempo revuelto, con nubes y claros y probabilidades de lluvia muy dispares en función del territorio. Por ejemplo, el riesgo de chubascos para el miércoles en Vitoria es del 35%, y del 70% para el jueves, porcentajes que se elevan hasta el 55% y 75% en Bilbao y San Sebastián.

Fotos

Vídeos