Fomento adjudica el tramo más caro del TAV para acelerar el nudo de Bergara

Fomento adjudica el tramo más caro del TAV para acelerar el nudo de Bergara

El Consejo de Ministros autoriza las obras del segundo sector del eje de la 'Y' vasca, uno de los puntos de la obra que más retraso acumula

OCTAVIO IGEASAN SEBASTIÁN.

El Gobierno central da un nuevo paso en la carrera contrarreloj en la que se han metido las administraciones para culminar las obras de la 'Y' vasca en 2023 e inaugurar la infraestructura al año siguiente. Y es un paso importante cualitativa y cuantitativamente hablando. El Consejo de Ministros va a autorizar en su reunión ordinaria de esta mañana la licitación del segundo sector del nudo de Bergara, el punto que más retrasos acumula del trazado, sin contar las estaciones. El tramo Mondragón-Bergara-Elorrio tendrá un precio de ejecución de 255,6 millones de euros, lo que la convertirá en la obra del TAV más cara planteada hasta la fecha.

La importancia del nudo de Bergara es capital en la ejecución de la 'Y' vasca, ya que se trata del corazón de la obra; el eje que permitirá a los trenes bifurcar su recorrido en función de la capital a la que se dirijan. Aún así, su ejecución arrastra una demora descomunal: el proyecto se adjudicó hace tres años, pero no avanzó ni un milímetro debido a las diferencias económicas que mantenían las constructoras con Fomento. En plena crisis pedían que el presupuesto se ampliara, pero el Gobierno central se negó. Rompió los contratos y le toca volver a licitarlos tras redimensionar las labores. Para ganar tiempo reducirá el tajo de cinco a tres sectores y sopesa introducir tuneladoras. Mucho más rápidas... pero más costosas.

La cifra

255,6
millones de euros es el precio de licitación del sector Mondragón-Elorrio-Bergara, el segundo del nudo de Bergara que se relanza. 5,2 kilómetros tendrá el nuevo trazado. El 98% del mismo discurrirá soterrado, lo que requerirá la ejecución de cuatro túneles y dos viaductos.

Fomento licitó a finales de septiembre el primer sector del nudo (Elorrio-Bergara-Mondragón) y anunció que los siguientes se reactivarían en los meses siguientes. Y dicho y hecho. Una vez recibido el aval del Consejo de Ministros esta mañana el segundo sector inicia automáticamente el proceso para someter su adjudicación a concurso público.

Si se cumplen los plazos habituales, las obras del enlace Mondragón-Bergara-Elorrio podrían arrancar tras el próximo verano y prolongarse durante unos tres o cuatro años; si no hay retrasos justo a tiempo para cumplir con el plazo de 2023, con el que fuentes del Ministerio de Fomento reiteraron ayer su «firme compromiso».

El nuevo tramo que sale a licitación tendrá una extensión de 5,2 kilómetros. La práctica totalidad del recorrido -el 98%- discurrirá soterrado y requerirá la construcción de cuatro túneles: Karraskain este (448 metros), Karraskain oeste (543), Udalaitz este (4.620) y Udalaitz oeste (4.646). Además se levantarán dos viaductos en el entorno de Kobate de 83 y 28 metros respectivamente.

El coste total

Los datos que ha aportado Fomento para dar cuenta de la licitación del segundo sector del nudo de Bergara arroja luz también sobre el coste total que tendrá la 'Y' vasca, una cifra que pocas veces se había concretado hasta la fecha. Según los cálculos del Ejecutivo central, el proyecto del TAV requerirá una inversión de 4.800 millones de euros sumando el dinero que aporta directamente Madrid y el que adelanta el Gobierno vasco, que tiene la encomienda para encargarse del ramal que atraviesa Gipuzkoa. Si a esos números oficiales se añade el coste de las futuras estaciones que se van a levantar en Bilbao, Vitoria y San Sebastián el presupuesto total superará finalmente, casi con total seguridad, los 5.400 millones.

Temas

Y Vasca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos