La Fiscalía pide 11 años para un acusado de romper una botella en la cabeza de una mujer y agredir a un hombre que quiso ayudarla

El suceso se produjo hace dos años en el exterior de un bar de una localidad guipuzcoana donde el inculpado se apoderó del teléfono móvil que la víctima llevaba en su bolso

EFESan Sebastián

La Fiscalía de Gipuzkoa pide penas que suman 11 años de cárcel para un individuo acusado de romper una botella en la cabeza a una mujer, quien resultó herida, y acuchillar después en el cuello con una parte rota de la misma a un hombre que había intercedido por la agredida y que tuvo que ser operado de urgencia para evitar su muerte.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, al que hoy ha tenido acceso EFE, los hechos, que serán juzgados próximamente en San Sebastián, sucedieron sobre las 6.00 horas del 1 de noviembre de 2015 en el exterior de un bar de una localidad guipuzcoana donde el inculpado se apoderó del teléfono móvil que una mujer llevaba en su bolso.

Sorprendido por la víctima y sus amigas

No obstante, fue sorprendido por la víctima y sus amigas, quienes le reprocharon la sustracción y lograron que les devolviera el terminal, aunque una de las chicas prosiguió la discusión con el ladrón, quien cogió una botella de cerveza del suelo y propinó un "fuerte golpe" en la cabeza a la joven quien, entre otras lesiones, sufrió un cefalohematoma en la región parietal izquierda.

La herida tardó 58 días en recuperarse, 14 de los cuales estuvo impedida para sus ocupaciones habituales, y como secuelas le han quedado una cicatriz de 4,5 centímetros en la región inframalar izquierda y de 2 centímetros en la sien izquierda.

El texto del Ministerio Público aclara que un hombre que se encontraba en el lugar de los hechos presenció lo sucedido y acudió en ayuda de la agredida, instante en el que el encausado, "persistiendo en su ilícito proceder y en la causación de un nuevo menoscabo físico, clavó varias veces la botella de cerveza previamente fracturada en el cuello" del perjudicado.

A consecuencia del ataque, el agredido sufrió una herida cervical izquierda y la sección parcial de la vena yugular externa del mismo lado, además de una lesión parcial del plexo braquial.

Estas lesiones requirieron una cirugía de urgencia, tras la que el afectado invirtió 214 días en su recuperación, 5 de los cuales estuvo hospitalizado y 180 impedido para sus labores cotidianas.

A punto de morir

Además de enumerar las secuelas que padece este hombre, el escrito de la Fiscalía concreta que la herida provocada en la yugular ocasionó una hemorragia que precisó una intervención quirúrgica para "paliar la pérdida sanguínea", sin la cual la situación podría haber derivado en un shock hipovolémico "con el fallecimiento del perjudicado".

El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de dos delitos de lesiones y uno de hurto en grado de tentativa, por los que reclama penas que suman once años de cárcel y una multa de 540 euros.

El Ministerio Público solicita igualmente que el procesado indemnice al hombre agredido con 23.038 euros y a la mujer con 22.091, y que el encausado -de nacionalidad extranjera y en situación irregular en nuestro país- sea expulsado una vez alcance el tercer grado penitenciario o se le conceda la libertad condicional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos