La final europea de rugby en Bilbao pasa de puntillas por los alojamientos de Gipuzkoa

La final europea de rugby en Bilbao pasa de puntillas por los alojamientos de Gipuzkoa

Localidades del Alto y Bajo Deba o Urola Kosta han sentido un repunte de reservas por parte de turistas franceses, pero no la oleada anunciada

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

Se esperaba que la final de la Champions y Challenge Cup de rugby que se celebrará a partir de este viernes en Bilbao revolucionara los alojamientos no solo de Bizkaia, sino también de los territorios vecinos. Se preveía una oleada de reservas casi sin precedentes desde Iparralde hasta Santander y La Rioja, pasando por supuesto por Gipuzkoa.

Sin embargo, la repercusión de este acontecimiento deportivo en el territorio no ha alcanzado la intensidad prevista. El motivo parece haber sido la preferencia de los asistentes por alojamientos cántabros, consecuencia del refuerzo de vuelos que operarán durante esos días conectando Dublín y Santander, siete más de lo habitual.

Si algo ha percibido el territorio guipuzcoano, fundamentalmente en localidades como Eibar, Zumaia, Oñati o Mutriku es un aumento de reservas realizadas en mayor medida por parte de ciudadanos franceses que acudirán al campeonato, aunque los huéspedes irlandeses representen un 25% de los consultados. Así lo indica el secretario general de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa, Kino Martínez.

Por su parte, el director de Asociaciones Sectoriales de Adegi, Paul Lizeaga, reconoce un aumento de ocupación los próximos días 11 y 12 de clientes extranjeros, «que cabría en alguna medida asociarlos al rugby». No obstante, asevera, que «sea cual fuere el alcance, refuerza la idea de trabajo conjunto para responder a eventos de gran magnitud, dado que las distancias son asumibles y permiten al conjunto de Euskadi dar una respuesta conjunta y de calidad».

En el caso de las viviendas de uso turístico los datos revelan que la ocupación para este fin de semana ronda el 81%, muy similar a los datos de 2017. Nuevamente, también en este modelo alojativo, la apreciación que realiza el presidente del colectivo, Asier Pereda, es que la presencia de turistas franceses alcanza el 14%, duplicando cifras del año pasado.

Entradas disponibles

Aún pueden adquirirse entradas pese al gran movimiento de aficionados al rugby que se vivirá este fin de semana y que rondará las 100.000 personas. El Gobierno Vasco, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao animaron ayer a la ciudadanía vasca a adquirir entradas para ser testigo de «una oportunidad única para presenciar rugby del mayor nivel», por ser «la primera vez en la historia» que la European Proffesional Club Rugby (EPCR) decide designar como sede de estas finales una ciudad que se encuentra fuera del circuito de las Seis Naciones.

El equipo británico Gloucester Rugby y el galés Cardiff Blues inaugurarán el viernes en San Mamés las finales europeas a partir de las 21.00 horas. Para este encuentro se han vendido o reservado 31.000 entradas, aunque quedan localidades a la venta desde 25 euros. Por su parte, el equipo irlandés Leinster Rugby y el francés Racing 92 jugarán la final de la Champions el sábado a las 17.45 horas. Las últimas entradas están disponibles a partir de 70 euros y se espera alcanzar el lleno, algo que no ocurre desde 2013.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos