La falta de pediatras se acentúa en Gipuzkoa con apenas 97 médicos para 93.800 niños

Los especialistas afirman que la pediatría en atención primaria es la puerta de entrada al sistema de salud para la población infantil. / MICHELENA

Los especialistas acusan a Osakidetza de «no mover ficha» y demandan un cambio de modelo con una reducción del horario de atención y la creación de centros pediátricos. Es la peor ratio de Euskadi, donde en muchos casos se superan los 1.000 pacientes por consulta

AIENDE S. JIMÉNEZ SAN SEBASTIÁN.

En Gipuzkoa faltan pediatras. Así lo demandan los especialistas y así lo muestran también los datos. A pesar de que a principios de este año saltaron las alarmas por las carencias de la asistencia sanitaria infantil en Álava, lo cierto es que los últimos datos aportados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco revelan que Gipuzkoa tiene la peor ratio de pediatras por paciente de Euskadi. De media, cada especialista atiende a 967 niños en el territorio guipuzcoano. En Álava la media baja a 896, y en Bizkaia tienen la ratio más alta, con un médico para 861 pacientes.

Estos datos se refieren al número de especialistas en pediatría que prestan servicio en la atención primaria de Osakidetza. Tal y como informa el Departamento de Salud, en Euskadi hay 297 pediatras que atienden a un total de 267.432 pacientes. En Gipuzkoa hay 97 médicos que atienden a 93.804 niños de edades comprendidas entre los 0 y los 14 años. La media da a 967 pacientes por pediatra, pero cada centro de salud tiene su propia realidad. En muchos municipios se superan los 1.000 niños por médico.

Entre las localidades con la peor ratio de pediatras por paciente están Villabona, donde hay dos médicos para 2.638 niños, Lazkao (1/1.317), Orio (1/1.228), Astigarraga (1/1.137) o el centro de salud de Amara Berri, donde hay cuatro pediatras para atender a 4.912 pacientes (1.228 para cada uno).

Se estima que en 2024 se habrán jubilado 140 especialistas, mientras que solo se incorporarán 62

Los nuevos pediatras prefieren la atención hospitalaria y tan solo un 37% opta por la primaria

En otras zonas la situación es algo mejor. El ambulatorio de Intxaurrondo cuenta con la mayor ratio de pediatras por paciente, ya que los dos especialistas que trabajan en el centro atienden a un total de 1.011 pequeños (1/505). En Pasai San Pedro hay dos pediatras para atender a 1.235 pacientes (1/617), en Mutriku hay uno para 728 niños y en Oiartzun hay dos para 1.485 (1/742).

Problema estructural

En 2007 el Sindicato Médico de Euskadi y Osakidetza llegaron a un acuerdo por el cual se establecía que no debía superarse la cifra de 1.000 niños por consulta, un acuerdo que queda lejos de cumplirse en numerosos ambulatorios del territorio y de buena parte del País Vasco. «No se trata de un problema puntual por periodos de vacaciones, sino de una situación estructural habitual», avisa Rubén García, presidente de la Asociación Vasca de Pediatría de Atención Primaria (AVPap). «Hace dos años lo normal es que se cubrieran las ausencias, pero estamos entrando en años de muchas jubilaciones y en esta tesitura lo que está haciendo Osakidetza es no cubrir todos los puestos», afirma García.

La carencia de especialistas en pediatría en Euskadi es, tal y como afirman desde la asociación médica, «generalizada». Ante esta situación, la AVPap ha mantenido varias reuniones durante este año 2017 con la Consejería de Salud del Gobierno Vasco, con el objetivo de fijar una serie de medidas para revertir la situación. Reuniones a las que también han acudido representantes del colectivo de médicos de familia o de enfermería. Entre las propuestas a corto plazo, los pediatras plantean la posibilidad de reducir el horario de atención hasta las 17 horas y no hasta las 20 horas como ocurre en muchos centros de salud, y también la de concentrar a los pediatras en menos centros de salud, creando 'centros pediátricos' con varios especialistas que puedan cubrir todas las consultas en caso de baja o periodos vacacionales. Medidas especialmente útiles para aplicar en las capitales vascas, donde los pediatras se distribuyen entre varios centros.

¿Cuál ha sido la respuesta por parte de Osakidetza? «La realidad es que no van a mover ficha», admite Rubén García. De hecho, el consejero de Salud Jon Darpón defendió hace unos meses que el modelo actual es «excelente» y que afirmó que «no hay problemas importantes en la atención pediátrica en Euskadi». Asimismo, Darpón señaló que las previsiones de cara al futuro son buenas porque se espera que en los próximos diez años se jubilen más de 130 especialistas, y se calcula que salgan del MIR otros 240 nuevos pediatras -Osakidetza oferta 24 nuevas plazas al año-.

Al hospital

Unas cifras que no son del todo reales. Porque de los nuevos especialistas que consiguen plaza en Euskadi cada año, no todos eligen la vía de la atención primaria. Tal y como afirman desde la Asociación de Pediatría, en los últimos 4 años de los 96 nuevos pediatras tan solo el 37% ha optado por esa opción (36 médicos). El resto se decanta por la atención hospitalaria. Asimismo, los especialistas estiman que hasta 2024 se jubilarán entre 15 y 20 pediatras cada año. Según estas previsiones, dentro de siete años la atención primaria tendrá 140 médicos menos, y tan solo se habrán incorporado 62 nuevos.

A largo plazo la solución parece pasar por aumentar las plazas MIR y orientar estas hacia la atención primaria. Pero hace falta un mínimo de once años para la formación de un pediatra entre la carrera, el MIR y los cuatro años de residencia. Mientras tanto, los pediatras exigen medidas para mejorar su situación.

Más

Fotos

Vídeos