El TS falla a favor de una enfermera embarazada a la que «se le negó» el alta en la SS

DV SAN SEBASTIÁN.

El sindicato ELA exigió ayer a Osakidetza que ponga en marcha «una política de contratación que no discrimine» a las mujeres embarazadas, después de que el Tribunal Supremo haya fallado «en contra de la discriminación» a una enfermera a la que se «le negó el alta» en la Seguridad Social.

En un comunicado, el sindicato explicó que la trabajadora fue llamada a trabajar de las listas de contratación temporal de Osakidetza y «llegó a ser contratada, pero al estar embarazada y en situación de riesgo, no pudo prestar servicio ni un solo día, lo que conllevó que la Tesorería General de la Seguridad Social anulara su alta en la Seguridad Social».

El Supremo ha dado la razón a esta enfermera de Osakidetza que, según lamentó ELA, «perdió su contrato y su prestación por maternidad porque tanto la Inspección de Trabajo como la Tesorería General consideraron su alta fraude de ley». «El Alto Tribunal dice que considerar que la mujer embarazada, en situación de riesgo por embarazo, no tiene aptitud ni capacidad para ser contratada porque necesita haber iniciado la actividad laboral, supone tanto como negar la plena integración de la mujer embarazada, a todos los efectos, en una bolsa de trabajo, lo que pone de manifiesto el carácter discriminatorio por razón de sexo», destacó el sindicato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos