Excursión a las 'estaciones de esquí' guipuzcoanas

Un hombre se lanza en trineo, en el alto de Etzegarate. / ARIZMENDI
Un hombre se lanza en trineo, en el alto de Etzegarate. / ARIZMENDI

La cara amable del temporal fue la de quienes disfrutaron del manto blanco jugando con bolas de nieve, trineos y hasta esquíes

A. CHICO SAN SEBASTIÁN.

Quienes no pasaron una tarde-noche toledana atrapados en la carretera, aprovecharon la cara amable que siempre dejan también las nevadas, y cogieron sus 'herramientas' para lanzarse a las laderas y campos cubiertos con hasta medio metro de nieve ,con el propósito de jugar en familia o disfrutar de las estaciones de esquí improvisadas en las que se convirtieron los montes de Gipuzkoa.

En el entorno de Berastegi, acostumbrados a ser los primeros en ver nieve cuando caen algunos copos en el territorio, aprovecharon que el temporal empezó a amainar por la mañana para enfundarse la ropa de abrigo, sacar los esquíes y acercarse al camino de Uli a realizar alguna travesía. La cantidad de nieve acumulada, con casi medio metro en muchos puntos, y el hecho de ser los primeros en pisar esa capa virgen, dificultaba incluso el paso de algunos esquiadores al hundirse demasiado.

En el alto de Etzegarate, donde horas antes se concentró el caos de las carreteras, ayer por la mañana la estampa viró 180 grados. De la cruz a la cara de niños y mayores tirándose en trineo y disfrutando de la nieve. Lo que no pudieron hacer los camioneros que se vieron obligados a dormir allí. En Lazkao, Ordizia, Beasain o el entorno de Oiartzun, algunas de las muchas localidades donde el manto de nieve durará aún unos días, la tregua que dio la climatología, al parar de llover y de nevar, permitió también salir de casa y jugar a los más pequeños a echarse bolas de lado a lado de unas calles que los servicios municipales y de protección civil fueron haciendo practicables.

Claros antes del temporal

El problema ahora son las placas de hielo, porque aunque la precipitación y los avisos cesaron por la mañana, lo que no remite es el frío. Aemet prevé también para hoy mínimas bajo cero en el interior de Gipuzkoa, que incluso pueden descender algo respecto a las registradas ayer, y máximas en ligero ascenso que gracias al viento de componente sur pueden ayudar a derretir el grueso manto blanco que se ha acumulado en alcorques y aceras.

Tras muchos días con algún aviso -lluvia, olas o nieve- activado, los mapas de Aemet y Euskalmet aparecen para hoy en verde. Es decir, que el tiempo da un respiro a Gipuzkoa, aunque sea pequeño y hoy dejará incluso que se asome algún rayo de sol.

Mañana continuará, al menos hasta el momento, sin avisos. Pero llega un nuevo frente que dejará lluvias al final del día, y que puede traer viento del suroeste con intervalos fuertes, e incluso alguna racha muy fuerte en Gipuzkoa y Bizkaia. Ese viento del sur permitirá que suban algún grado las mínimas, que seguirán rondando los 0 grados en el interior. Mientras las máximas lograrán superar los 10 grados.

Los siguientes días la cota de nieve se mantendrá por encima de los 1.000 metros, sin dar problemas, pero la lluvia persistirá de forma intermitente toda la semana, que en lo meteorológico se prevé más tranquila que la anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos