La excaldesa de Pasaia ingresa en la cárcel tras su condena por prevaricar

La exdil, en una imagen de archivo. /DV
La exdil, en una imagen de archivo. / DV

La exedil deberá cumplir una pena de dos años y medio, la misma condena que le fue impuesta al secretario accidental

E. VIÑAS/J. PEÑALBA PASAIA.

La exalcaldesa de Pasaia Amaia Agirregabiria ingresó a primeras horas de la tarde de ayer en la cárcel de Martutene para cumplir la pena de dos años y seis meses de prisión a la que fue sentenciada el pasado mes de septiembre por la Audiencia de Gipuzkoa por un delito de obstrucción a la justicia. La resolución también la condenaba a siete años de inhabilitación por prevaricación.

La noticia de su entrada en prisión se dio a conocer a través de su cuenta personal de Facebook, en la que hizo público, además, un vídeo grabado en euskera para agradecer las muestras de «cariño y solidaridad» que ha recibido estas últimas semanas por vecinos de esta población y del resto de Euskal Herria.

En la grabación, Agirregabiria recordaba que justo ayer se cumplían diez años de su llegada a Pasai Antxo. «Vinimos buscando un pueblo para llevar adelante nuestra familia y lo encontramos. Vosotros sois nuestro pueblo», declaraba la exregidora.

«Gracias a vosotros estamos fuertes, vamos fuertes y volveremos más fuertes. Mil gracias a todos y hasta pronto», concluía.

El exsecretario municipal en funciones Iker Rokandio, condenado a la misma pena, ingresará próximamente en la cárcel Zaballa de Álava. Ambos firmaron un decreto que ordenaba a dos guardias municipales de la localidad que no acudieran a un juicio como testigos contra una mujer que se opuso a que la grúa se llevara su coche.

Este pasado domingo, la alameda Gure Zumardia de Antxo era escenario de un acto organizado por la iniciativa popular 'Amaia eta Ikerri babesa'. Decenas de personas acudían a mostrar su apoyo a Amaia Agirregabiria e Iker Rokandio a través de la que se dio en llamar «una ginkana de cariño». Durante el acto se recogieron firmas con el fin de que se les conceda cuanto antes el tercer grado.

Este martes, EH Bildu ha trasladado su "total apoyo y solidaridad" a Agirregabiria y a Rokandio. "Dos personas que durante toda su actividad pública e institucional han tenido siempre la voluntad de ayudar a los ciudadanas. "Esperamos volver a verles en libertad lo antes posible", ha señalado la coalición en un comunicado.

Por un coche mal aparcado

Los hechos que han conducido a la exmandataria a prisión tuvieron lugar hace más de tres años cuando dos guardias municipales sancionaron a un mujer que tenía el coche mal aparcado, tras lo cual la conductora desobedeció las indicaciones de los agentes. Los hechos dieron lugar a un proceso penal. En las semanas posteriores, según la denuncia inicial realizada por los policías involucrados, la exalcaldesa Amaia Agirregabiria, el entonces secretario del Ayuntamiento, Joseba Belaustegi, y el secretario accidental, Iker Rokandio, les instaron a desistir en el proceso contra la conductora e incluso les conminaron a no comparecer en el juicio. La víspera de la vista oral, la Alcaldía emitió una resolución en la que se conminó a los agentes a que no comparecieran, al tiempo que les advirtió de que, en caso de que la desobedecieran se les incoaría un expediente disciplinario. La misma orden precisó que en el supuesto de que los policías fueran multados por su inasistencia, el importe sería abonado por el Ayuntamiento. De esta forma, el juicio contra la conductora se celebró en la fecha señalada y los agentes finalmente no comparecieron. Así, debido a la falta de pruebas se dictó una sentencia de absolución.

Tras estos hechos, sin embargo, uno de los guardias involucrados, representado por el letrado donostiarra Juan Román Zubillaga, se personó en la Fiscalía y dio cuenta de lo acontecido. Ante estas revelaciones, el ministerio público interpuso una denuncia que dio lugar al proceso.

Los hechos fueron juzgados en una primera instancia por el Juzgado de lo Penal 3 de Donostia, cuya titular condenó a Rokandio y Agirregabiria a un año de prisión por obstrucción a la justicia y a siete de inhabilitación. El mismo órgano absolvió a Belaustegi. Sin embargo, el fallo fue recurrido ante la Audiencia que elevó la pena a dos años y seis meses de cárcel para la exalcaldesa y el secretario y confirmó la absolución a Belaustegi, de quien, sin embargo dijo, desarrolló actuaciones dirigidas a «impedir la celebración del juicio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos