Un estudio de la OCU revela que solo un tercio de los españoles come saludable

El cambio hacia una mala alimentación se debe en gran parte a los recursos económicos

EP MADRID.

Más de la mitad de los españoles está interesado en llevar una dieta saludable y la mayoría de las personas ha cambiado algún hábito en los dos últimos años con este objetivo, según los resultados de un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que sin embargo, revela que solo un tercio come realmente bien.

El trabajo, realizado a partir de una encuesta a 1.284 personas de 18 a 74 años, pretendía conocer si los hábitos alimenticios de la población están cambiando y cuáles son los motivos. Pero, según los autores, aunque la mayoría conoce la relación directa entre alimentación y salud, la dieta no termina de ser todo lo saludable que debiera.

Así, han visto que en los últimos dos años más de la mitad de encuestados dice haber reducido el consumo de refrescos azucarados y algunos menos han bajado el ritmo en el consumo de bollería y alcohol, un 47 y 38% respectivamente. De igual modo, uno de cada tres consume más fruta que hace dos años y un 3% ha aumentado también la ingesta de verduras y hortalizas. Aunque, el perfil nutricional elaborado por la OCU, en base a hábitos alimentarios y ejercicio físico, observa que «solo un 32% lleva una vida razonablemente sana y el 19% se encuentra en una categoría de nutrición no saludable».

Motivos para comer peor

Sin embargo, el 6% de los españoles consume más dulces, el 7% come menos fruta y un 5% ingiere menos verdura que en los últimos años, según la OCU. El aspecto económico es determinante, puesto que la fruta y la verdura son el primer alimento que «más se reduce en la lista de la compra».

Fotos

Vídeos