La estación del Topo de Hendaia duplicará su superficie y tendrá dos vías en 2019

Fotomontaje de la estación del Topo de Hendaia, una vez que a partir del verano de 2019 acoja dos vías con un andén central de cuatro metros de ancho./
Fotomontaje de la estación del Topo de Hendaia, una vez que a partir del verano de 2019 acoja dos vías con un andén central de cuatro metros de ancho.

El Gobierno Vasco invertirá 5,8 millones en un proyecto que prioriza «la seguridad del usuario». 700.000 ciudadanos pasan al año por esta parada, lo que ha motivado un plan para mejorar su comodidad y accesibilidad

GAIZKA LASAHENDAIA.

El idilio entre el Topo y Hendaia está consolidado. Con 700.000 usuarios por año, la última parada de la línea de Euskotren se ha convertido en el modo de transporte más utilizado de la localidad labortana. Tan fluida y eficaz ha resultado la comunicación transfronteriza entre quienes se mueven hacia Gipuzkoa en la línea de Euskotren y los que acuden al municipio de Iparralde desde territorio guipuzcoano sobre los mismos raíles, que el Gobierno Vasco ha decidido dotar a la estación que acoge el satisfactorio flujo de viajeros de una instalación a la altura del exitoso servicio.

«No es que esté vieja o en mal estado», matizó ayer in situ la consejera de Infraestructuras Arantxa Tapia, pero sugiere mejoras desde el punto de vista de la «funcionalidad», el concepto clave de la obra de remodelación presentada ayer y en la que el Ejecutivo vasco se gastará 5,8 millones de euros. La demanda ha motivado la inversión, pero si además de mejorar la seguridad, comodidad y accesibilidad de la infraestructura, un mismo proyecto puede facilitar la intermodalidad con los ferrocarriles franceses -la estación francesa de la SNCF se encuentra a 20 metros de la del Topo-, la apuesta institucional está garantizada.

Respecto a la dimensión, las obras duplicarán el espacio útil que actualmente dispone la terminal, insuficiente sobre todo para el número de usuarios que se agolpa sobre todo en verano. El plan contempla la ejecución de un nuevo edificio que resuelva los problemas de capacidad y accesibilidad actuales. El inmueble contará con planta rectangular y una superficie de 198 metros cuadrados, que duplica con creces los 84 actuales. Asimismo se pasará de tres a cinco máquinas expendedoras.

La nueva estación tendrá un vestíbulo el doble de ancho que el actual.
La nueva estación tendrá un vestíbulo el doble de ancho que el actual.

La consejera subrayó, por encima de otros objetivos, «mejorar la seguridad», y a ese reto obedece la ampliación del andén. Actualmente hay uno lateral de 1,9 metros de anchura, que será sustituido por otro central de 4 metros, con una marquesina. Y es que en lugar de una vía, habrá dos. El desdoblamiento en los últimos 91 metros de recorrido permitirá el estacionamiento de un segundo tren y la posibilidad de aumentar las frecuencias a futuro. Hoy los trenes salen y llegan cada media hora.

El nuevo edificio se ha proyectado en una nueva ubicación, desplazado ocho metros aproximadamente hacia el sureste, respecto al actual. La nueva situación permitirá crear un pequeño espacio libre que se configura como antesala del acceso principal de la estación. Su salida quedará prácticamente integrada con la entrada en la otra estación, la francesa de SNCF.

Con esta actuación «se ofrece un remate adecuado a los itinerarios peatonales que confluyen en el lugar», explicaban técnicos de Euskal Trenbide Sarea (ETS), gestor ferroviario dependiente del Gobierno Vasco que licitará las obras. Se refería así al objetivo de crear «un espacio multimodal» que integre los trenes de larga distancia de SNCF, TER Nouvelle Aquitaine, Euskotren, autobuses regionales, autobuses locales del área Hendaia-Irun, así como otros modos como la bicicleta. Tapia concluyó su intervención de ayer refiriéndose al deseo de que «quien pase de una estación a otra se sienta en un mismo lugar».

La estación quedará mejor integrada en su entorno y comunicada con la parada de trenes de la SNCF

El desdoblamiento de vías ofrecerá la posibilidad de aumentar las frecuencias, ahora de media hora

La consejera avanzó que «se pretende iniciar el proceso de licitación antes de fin de año, para poder tener la obra adjudicada para finales de abril y en junio los trabajos comenzados». Quiere esto decir que en el periodo de mayor afluencia -el verano- se empezarán a notar las incomodidades propias de una obra. Durarán catorce meses, por lo que la previsión es que en agosto de 2019 Hendaia estrene nueva estación de Topo.

La entrada a la estación se integrará en un espacio multimodal y reurbanizado.
La entrada a la estación se integrará en un espacio multimodal y reurbanizado.

El presupuesto, incluida la ejecución material, asciende a los 5,8 millones de euros, financiado al cien por cien por el Gobierno Vasco, que cuenta, no obstante, con el apoyo de la Euroregión Euskadi-Navarra-Aquitania, región Nouvelle Aquitaine, Communauté d'Agglomération Pays Basque y Ayuntamiento de Hendaia.

El consejero regional responsable de cooperación transfornteriza de la Région Nouvelle Aquitaine, Mathieu Bergé -que se reunió con Tapia y el alcalde de Hendaia, Kotte Ecenarro-, incidió en el hecho de que «no estamos presentando un edificio sino una política transfronteriza para avanzar hacia una sociedad vasca transfronteriza».

Más

Fotos

Vídeos