La Ertzaintza no descarta que la aparición en Irun de la joven atada y amordazada sea un caso de violencia machista

La Ertzaintza no descarta que la aparición en Irun de la joven atada y amordazada sea un caso de violencia machista

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha dicho que la Ertzaintza tiene abiertas todas las líneas de investigación, incluida la de la violencia machista

EL DIARIO VASCOSan Sebastián

Estefanía Beltrán de Heredia, consejera de Seguridad, ha dicho este jueves que la Ertzaintza tiene abiertas todas las líneas de investigación, incluida la de la violencia machista, en el caso de la joven hallada el martes en coma, atada y amordazada, en un talud de Irun .

"La Ertaintza no descarta ninguna línea de investigación, aunque no hay informaciones nuevas que podamos aportar", ha trasladado la consejera tras la rueda de prensa ofrecida hoy en Vitoria con motivo de la OPE unificada de Policía Local.

Beltrán de Heredia ha recordado que "aún no se ha tomado declaración" a la víctima, que continúa ingresada en el Hospital Donostia, "y habrá que esperar al momento en el que ella pueda dar información".

"Afortunadamente nos comentan que está fuera de peligro, por lo que esperamos que se recupere y nos pueda aportar información para esclarecer la situación", ha agregado la consejera, quien a preguntas sobre si se puede tratar de un caso de violencia de género ha insistido en que "no se descarta ninguna línea de investigación".

La joven se encuentra ingresada en el Hospital Donostia y, aunque hoy ha recuperado la consciencia, la Ertzaintza todavía no le ha tomado declaración, a la espera de que ésta mejore y pueda colaborar. La víctima, en todo caso, se encuentra fuera de peligro.

La joven fue hallada inconsciente y en estado de hipotermia, por lo que la policía sospecha que pudo ser abandonada en el lugar durante la madrugada del lunes al martes, y que permaneció durante horas en una zona de vegetación hasta que fue localizada. La investigación se centra en esclarecer quién está detrás de estos hechos, si se trata de una sola persona o fueron varias las que arrojaron allí a esta vecina de Irun, a la que además maniataron y amordazaron.

Esta irunesa, de 24 años, vive a escasos metros del lugar en el que fue encontrada, en una calle colindante a una de las entradas del parque Mendibil, de donde se sospecha que fue arrojada al talud que baja hasta la carretera GI-636, la variante de Irun. La joven fue alumna del colegio La Salle de la localidad y que después realizó estudios superiores de Técnico en Integración Social en el centro Nazaret. Actualmente es trabajadora social de Aspace en el centro Arrupenea de Irun, que cuenta con un servicio de día con 23 usuarios y un espacio de viviendas para 21 personas. Los vecinos le describen como una persona amante de los animales, en especial de los caballos y los perros. Tiene una perrita con la que realiza clases de adiestramento avanzado y con la que acude incluso a concursos caninos.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos