La Ertzaintza no ve causa para imputar a los identificados en las denuncias de Donostia y Azkoitia

Decenas de vecinos se concentraron ayer en la plaza de Azkoitia en repulsa contra la presunta agresión ocurrida durante las fiestas./MORQUECHO
Decenas de vecinos se concentraron ayer en la plaza de Azkoitia en repulsa contra la presunta agresión ocurrida durante las fiestas. / MORQUECHO

Concluye su investigación sobre las denuncias de agresión sexual sin hacer detenciones y lo deja en manos del juzgado

AIENDE S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

La Ertzaintza ha identificado a los supuestos autores de las dos últimas agresiones sexuales a menores denunciadas en Gipuzkoa en la última semana. Fuentes del Departamento vasco de Seguridad confirmaron ayer que la investigación de las agresiones denunciadas en Donostia y Azkoitia habían dado como resultado la identificación de varias personas «supuestamente involucradas» en sendos hechos, una información que la policía vasca ha puesto en conocimiento de los «juzgados correspondientes» sin ver causa para realizar ninguna detención o imputación.

La última denuncia se produjo el pasado sábado en Azkoitia. Una menor se presentó ante la comisaría de la Ertzaintza asegurando haber sufrido una agresión sexual durante el último día de las fiestas de los Andramaris. La denunciante señaló que el ataque tuvo lugar el sábado por la mañana, aunque no ha trascendido la hora exacta ni ningún detalle más sobre el suceso. Una vez formalizada la denuncia, la Ertzaintza puso en marcha una investigación para tratar de esclarecer los hechos.

El Ayuntamiento de Azpeitia confirmó ayer que la joven denunciante es vecina de la localidad. Desde el consistorio se ha rechazado «todo tipo de agresiones sexistas», y los representantes políticos han señalado que «este tipo de actuaciones machistas no tienen cabida en ningún lugar». El Ayuntamiento azpeitiarra ha querido trasladar «su apoyo a la víctima y a sus familiares, poniendo a su disposición todos los medios que tengan a su alcance».

Asimismo, piden «respeto» y que se eviten «comentarios y cotilleos que no ayudarán a la convivencia de los vecinos involucrados».

Las plataformas feministas Sustraiak Moretzen y Sostenikpe convocaron para ayer por la tarde una concentración en la plaza de Azkoitia a la que acudieron decenas de vecinos que quisieron mostrar su repulsa ante los hechos denunciados y también su apoyo a la víctima, una menor azpeitiarra que el pasado 19 de agosto (día en el que se denunciaron los hechos) se trasladó a la localidad vecina para celebrar las fiestas de los Andramaris.

La de Azkoitia era la segunda denuncia por agresión sexual interpuesta la semana pasada por una menor en Gipuzkoa. El 15 de agosto, la Ertzaintza recibió en Donostia otra denuncia por parte de una joven que no alcanzaba la mayoría de edad y que alegó que había sido agredida sexualmente horas antes en las inmediaciones del monte Urgull por parte de un varón.

Tal y como dio ayer a conocer el Departamento vasco de Seguridad, las investigaciones abiertas por sendas denuncias han tenido como resultado la «identificación de todas las personas supuestamente implicadas en las agresiones de Donostia y Azkotia, tanto víctimas como posibles agresores o agresoras». La Ertzaintza anunció que ha puesto dicha información «en conocimiento de los juzgados correspondientes», que serán los que tendrán que determinar ahora la culpabilidad o la implicación de las personas identificadas.

«Una lacra»

Las reacciones por las denuncias de ambas menores se siguen sucediendo. La consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, animó ayer a denunciar las agresiones sexuales que se producen en las diferentes fiestas de las localidades vascas y advirtió de que «consumir alcohol» no las justifica.

«Las agresiones sexuales son una lacra y haber consumido alcohol no las justifica» Estefanía Beltrán de Heredia, Consejera de Seguridad del GV

La consejera señaló que las agresiones sexuales son «una lacra» que «va a costar eliminar», e insistió en la necesidad de que todas las relaciones se desarrollen «desde valores de respeto», no solo en «ambientes festivos». «Tenemos que basar la educación y la cultura en el respeto a los otros», afirmó. «La libertad de uno acaba donde empieza la del otro», por lo que hizo hincapié en «el respeto desde cualquier ámbito de relación, sea en el familiar, en el de trabajo o en el festivo». Además, advirtió que «haber consumido alcohol no justifica ningún tipo de acción de este tipo».

Las Juntas Generales de Gipuzkoa emitieron ayer una declaración institucional en la que muestran «su más rotundo rechazo ante actitudes como la denunciada por la menor en Azkoitia», y donde se señala que «la violencia machista es la más grave manifestación de las injustas desigualdades existentes entre mujeres y hombres».

Por su parte el Partido Socialista de Azkoitia condenó ayer el suceso, afirmando que la localidad «tiene que ser un lugar seguro y libre de agresiones sexistas».

Más

Fotos

Vídeos